7.1.24

Elogio de los recuerdos sutiles

Autor fotografia: desconocido 

Cree la memoria que tiene la facultad de perdurar, pero el olvido la descarría, la hace dudar, la somete a tormentos sutiles, la enferma, la abate con invisible saña, la envenena , la zarandea, la expolia, la corrompe, la tunde a veces a palos. Ella se obstina, da señales de que no ha sucumbido del todo, iza en el mar encrespado el pecio exacto, la porción de luz que reclama luz que la muestre. Las sombras avanzan y hacen que los recuerdos pierdan la consistencia de antaño. Todo es de lejanías, todo es de la niebla. Algunas piezas no se borran del todo, no obstante. Están desmadejadas, no tienen a qué ensamblarse. Son versos sueltos, los más hermosos, los más sutiles, perdurando con más vehemencia. 

No hay comentarios:

Un sueño dentro de un sueño

 EL Cuando despierta, ya no llueve. La envuelve el olor a tierra mojada y remolonea en la cama, tapada hasta la nariz, acomodando todavía el...