10.11.22

314/365 Paul Klee




 “Un pintor no debe pintar lo que ve, sino lo que se verá”

Paul Klee


Klee es un sacerdote del color. El color es una religión. El color es una emanación pura de la vida. Klee es un gramático de la geometría. Klee es de un paganismo sin ceremonia. Como una polifonía de la memoria de los colores. Lo que ve Klee es el pragmatismo del alma.  Klee percibe el ruido del azul, el agotamiento del rojo, la levedad casi piadosa del gris. Klee vive para pìntar. Cuanto no es pintura puede considerarse preámbulo de ella. La música es una extensión del color. Klee ve en la música los trazos y las formas. Alguien refirió en un piso en el que viví solo que debía poner cuadros de Klee en las paredes. No sé por qué no lo hice. Habrían hecho más feliz aquel piso en el que apenas estaba. Tampoco tengo ahora ninguno en donde vivo. Quizá mañana imprima alguna y lo hago enmarcar. No será un cuadro que deba ser visto, sino que indicará lo que podría verse. Toda la pintura tiene ese desparpajo de cosa incipiente que no ha cuajado y espera que quien la observa la vea como si todavía estuviese a medio terminar. 

No hay comentarios:

Palabra

  No hay modo de saber si uno está muy cerca de Dios o no lo está en absoluto, si ni siquiera tener un buen corazón hará que seamos buenos o...