17.4.24

5 aforismos



No tener vicios declarados es, más que sospechoso, lamentable. Quien no tiene un vicio por el que se le conozca a la luz de su vigilia, los tiene todos en la clausura de sus sueños. 

*

Escribir es una apnea. El aire son las palabras. La literatura es un estado anímico líquido.

*

Cuando escribo, tanteo lo que no soy. Al leer, sé lo que soy. 

*

Las puertas son, en el fondo, una anomalía de la cordura. Los espejos deberían ser las únicas puertas admisibles. 

*

Una lápida es un epitafio ágrafo.

No hay comentarios:

El ojo

 El ojo  He aquí la claridad primera del día,  la limpieza novicia de la mañana,  el fulgor soberano de los colores.  El azul en su carro de...