11.10.23

El tigre de Blake

 


   Manuscrito del poema "El tigre / The tyger" de William Blake, Canciones de experiencia, 1789




El tigre de Blake


El ojo del tigre 

acuchilla la tarde, 

vigila caballos, 

presagia temblores, 

oculta en la hierba 

recados de sangre, 

galopa un ruido

comido de herrumbre, 

festeja la carne 

que lame la sombra, 

malogra milagros 

que urde la tierra,

proclama altivo 

la muerte del mundo,

se cierra más tarde 

al saciarse de gloria 

y sueña otro tigre 

que lo libere del miedo

a morir solo

y no tener a quien confiar 

la locura y el tiempo. 


El tigre inmortal

en los bosques de la noche,

sin conocer la mano

que pensó su simetría,

ni los cielos, ni los abismos

en donde arde

el fuego de sus ojos,

de pronto repara

en la razón de su estirpe,

en la absurda conclusión

de saberse forjado

por el mismo aliento

que cinceló en el aire

el cordero al que muerde 

en la oscuridad del poema.


No hay comentarios:

Palabra

  No hay modo de saber si uno está muy cerca de Dios o no lo está en absoluto, si ni siquiera tener un buen corazón hará que seamos buenos o...