30.12.21

Ramón y Cajal, 63


Acudirán esta noche los amigos.
Nos harán felices de nuevo.
Pondremos los viejos discos.
Haremos una barbacoa en la azotea.
Fumaremos Chesterfield como Rita Hayworth.
Habrá barbacoa.
Beberemos ginebra de la buena.
La cerveza tendrá la espuma de un río de oro.
Sublimes como ángeles, veremos
la noche festejar su caudal de misterio.
Felices, divinos seremos.
El tiempo estará de nuestra parte
como cantaban los Rolling.
Recitaremos himnos o salmos,
blondas de puro embeleso ocuparán
la oscura bóveda del cielo de la Horconera.
Antonio, con roto empeño,
con limpio entusiasmo adolescente,
cantará eso de los Beatles
de la chica que entraba
por la ventana del cuarto de baño
mientras tú y yo sentimos gratitud
por los dones recibidos, por la gracia
sutil como una caricia del mismo cosmos.
Nuestra casa será un verso de un poema infinito.

No hay comentarios:

224/365 Bruce Chatwin

  La patria es el reconocimiento íntimo de un paisaje, escribió Jorge L. Penabade en su inagotable Gabinete de curiosidades (Amarante, 2020)...