26.2.20

Dibucedario de Ramón Besonías 2020 / 24 / You talkin' to me?

No hay que ser un veterano del Vietnam para que se te vaya la mollera y hagas limpieza en la ciudad. El desquicio estaba dentro y el ruido de las bombas y los charlies agazapados en la maleza solo lo activan. Te dan el alta del infierno y regresas a otro. Es que no te puedes quitar un traje y ponerte otro. El de pirado es bueno, no tienes a nadie que te halague por la elección, pero te bastas tú: cada vez que sales con él a la calle te sientes nuevo y genuino, como si de pronto tuvieses una misión y nadie pudiera hacerla en tu lugar. Incluso como si nadie tuviese ni pajolera idea de que hay una misión. El insomnio tampoco ayuda. La cabeza se te va conforme la sometes a esa vigilia asesina. Bickle comprueba que el inframundo vietnamita tiene su extensión en la ciudad. Probablemente uno y otro son franquicias del verdadero inframundo. Bickle es el héroe depositado por Dios (del que dice ser un hombre solitario a su servicio) en las aceras para que haga la parte del trabajo que a Dios le incomoda realizar. Los planes de Dios son extraños, pronuncia frente al espejo.

No hay comentarios:

Esto es mi pie, esto es el tuyo, esto la soga

  Gustav Meyrin escribió Der Golem, un librito expresionista, una manera de contar el complejo de Dios. El totémico Golem es la sustancia pr...