27.3.11

Mi corazón tendría la forma de un zapato si cada aldea tuviera una sirena...




3 comentarios:

Miguel Cobo dijo...

Todo un manifiesto surrealista para comienzos del s.XXI. El flujo de la conciencia narrativa. Y el título, magnífico. El "principio" (en toda su polisemia) fundacional, iniciático. Encuentro una conexión lirica en Miguel Hernández (cito de memoria):

Hoy estoy sin saber yo no sé cómo,
Hoy estoy para penas solamente
(...)
Hoy solo tengo ganas
de arrancarme de cuajo el corazón
y ponerlo debajo de un zapato.

Abrazos dominicales

P.S. Pero ¿qué hace otra vez FJL en tu subconsciente, junto a las míticas manzanas y los útiles destornilladores?

Ramón Besonías dijo...

Cosas de la cuántica. A nivel subatómico, la lógica no sirve. Todo obedece a reglas arcanas que se alimentan de imaginación, ganas y espera. La satisfacción no es ganada, es un regalo inmerecido por la sola energía de seguir viviendo.

Buen domingo, amigo.

Unknown dijo...

Quizás todo sea mas sencillo. Tal vez, sea necesaria su complejidad.

Un abrazo

Un sueño dentro de un sueño

 EL Cuando despierta, ya no llueve. La envuelve el olor a tierra mojada y remolonea en la cama, tapada hasta la nariz, acomodando todavía el...