1.3.07

Lo que no está


Sólo nos conmueve lo invisible.Los profetas de todas las religiones han exprimido esa verdad inherente al ser humano con probado éxito.La religión se abastece de lo que no es: es el triunfo absoluto de la impostura, de la ocupación de la verdad por los flecos de la esperanza.La feligresía consiente ese contrato tácito.La moral que la religión estabula como patrón de conducta es una chantaje. Lo dijo Bertrand Russell.
Hoy dan cuartel al farragoso espacio de ocupación de un templo: en Córdoba. Lo quieren quienes lo levantaron y se arrogan la propiedad y el usufructo ad infitum quienes lo han limpiado de verdina y curado de espantos a través de estos últimos muchos siglos. No entienden que el verdadero templo de esta modernidad que padecemos está en los grandes almacenes, reventones de hamburgueserías, tiendas de software y escaparates cosmopolitas, extrapolables a cualquier templo en cualquier ciudad del mundo.

No hay comentarios: