5.3.07

BRYAN FERRY : DYLANESQUE (2007)



dylanesque:
Possessing or having the qualities of Bob Dylan.
That sir... that was dylanesque.


Uno confía en que Bob Dylan nunca se muera porque cada cierto tiempo, entre un disco y otro, suelta una canción memorable que justifica un año entero de discos en el mercado. O confía en que otros genios de la música confíen en su inagotable repertorio para lanzar un disco como éste, que más que un tributo es una deuda porque Bryan Ferry lleva ya muchos años ( desde el A hard rain’s gonna fall del 73 ) poniendo su engolada voz de crooner del pop a las melodías del maestro de Minneapolis.
Incluso Ferry tiene esa voz arrastrada a lo Dylan que tanto conviene a estas piezas: es como si los años le hubiesen atacado las cuerdas vocales, borrándole la frescura de antaño, pero imprimiéndole un nuevo y más teatral timbre.
El rey del glam-rock nunca renunció al catálogo ajeno ( inmortal su Jealous guy de Lennon ). Respetuoso hasta la timidez, Ferry ataca con humildad las canciones que le gustan. "De la obra de Dylan me gusta su potencia lírica, su ternura y su portentoso matiz, pero me decanté por temas compuestos en una época muy concreta de su vida, son temas que de alguna manera tienen que ver con la generación beat y con la poesía de Allen Ginsberg" dice el ex – líder de Roxy Music.” Las canciones de Dylan "no pueden enmarcarse en un tiempo determinado, aunque vivamos momentos de conflicto que recuerden a las protestas de los años sesenta y a los movimientos pacifistas. Sus canciones han calado en las nuevas generaciones. Mi hijos son fanáticos incondicionales de Dylan y eso no es por mí, sino porque su música ha traspasado generaciones. Es curioso pero, hasta que llegaron Dylan o The Beatles, la mayor parte de los artistas, gente como Frank Sinatra o el mismo Elvis no componían nada, se limitaba a interpretar las canciones de otros. Ellos invirtieron esa tendencia y, a partir de ahí, se empezó a funcionar de manera distinta". "Ahora me siento más próximo a él. Después de años haciendo versiones suyas he llegado a sentirme muy cómodo, como si le conociera. Cuando Dylan salió no me gustó nada porque era fan del soul, la música negra, las guitarras eléctricas, los trajes brillantes y los peinados exuberantes. El folk no me decía nada. Le descubrí en 1973, cuando electrificó su sonido. Revisité sus discos anteriores, descubrí que era un genio, y decidí versionarle". añade.
"Una orquídea nacida en un vertedero de carbón", así se define Ferry, hijo de un minero y dando exquisito en el escenario ( todos recordamos su impecable aspecto de lord inglés en los conciertos de su banda en los gloriosos setenta ). Así que la orquídea tira de Dylan y hace un disco absolutamente recomendable. Las versiones son recreaciones. Positively 4th. Street suena frágil al estar apoyada por una sección de cuerdas gestionada por Warren Ellis, el líder de los exquisitos Dirty three. Y no falta la inmarcesible armónica en algunos temas ( Simple twist of fate ).
A todo esto Ferry prepara el regreso de su banda veinticinco años después ( como The Police o Smashing Pumpkins o OMD o Creedence Clearwater Revival o Héroes del Silencio en tierra patria ) o colaborar, vía su hija Tara, de 17 años, en el próximo álbum de Scissor Sisters.
"Tengo la sensación de que la gente espera de mi algo medianamente refinado", concluye Bryan Ferry. "Mi voz se ha hecho más profunda y el álbum tiene un cierto elemento de aspereza y, espero, una especie de calidad hechizante. El cantante que hay en mi está pletórico por cantar estas canciones".Y nosotros por tenerlas a mano cada vez que estamos depresivos y necesitemos la voz cavernosa de Dylan mutada en Ferry por las venas. Basta escuchar despaciosamente To make you feel my love, que tiene otra versión sobresaliente con Billy Joel, o la versión liberada de The times they’re-a changing para saber hasta qué punto Ferry adora a Dylan. Y nosotros que lo celebramos.
La portada es fea con avaricia, pero se le excusa habida cuenta del estupendo material que cela.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué gran cosa. Un homenaje...no diremos oportuno, ni merecido. Simplemente es inevitable. Un tributo más al gran dios, a quien toda criatura adora.
Persistamos en el empeño, oh amigo Hymes. La humana ecosfera disfrute de tu enciclopédica sabiduría.

Chomsky.

Anónimo dijo...

Oh Chomsky
Oh Sacerdote Sumo de la doctrina dylaniana, usted sí que sabe.
La blogosfera está feliz por haber entrado su docta y querida voz en sus líneas.
Emilio

Anónimo dijo...

A Bryan Ferry le está cambiando la voz con los años. hay un disco de canciones de piratas o algo así que oí en el que canta dos o tres temas y tiene esta voz arrastrada, eso es, que parece como salida de una máquina de triturar. ¿ Será un tom Waits en pocos discos ? De todas formas yo me alegro por este hombre, que estaba desaparecido en combate, anulado. y mira que la roxy tiene álbumes estupendos.

el hijo de tm