16.5.07

Nota testamentaria

Haber asistido al júbilo de vivir mansamente y sin propósito y contemplar más tarde el secreto numen del reverso oscuro de ese júbilo.
No inmutarnos o no sentir fatalmente una pérdida, un revés.
Así ignorar el dolor y nunca confiarnos al desánimo.

1 comentario:

el hijo de tm dijo...

Cántico espiritual de Miércoles: lo ensayo en vuelo de palomas mientras la tarde se deja invadir por mi tristeza.
( LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE BITS )
Nueva leyenda en las carpetas de las niñas enamoradas de Bécquer, Gustavo Adolfo.