19.6.07

La enfermedad del mar

Sea Sickness



He sido incapaz de no incluirlo en la página, aunque no se adhiere a ninguno de los patrones de este caos en el que estoy convirtiéndola. Tampoco soy capaz de dejar de mirar. Ejerce un influjo que no debe siquiera ser razonado: como todos los influjos, como todos los hechizos. Éste merece música de Wim Mertens de fondo. Maximizing the audience. Voy a buscarla y la dejo detrás como un biombo imposible.

5 comentarios:

REFO dijo...

Amigo Emilio, ya le he contestado varias veces respecto al panorámico de las fotos; es tan sencillo como tener un servidor propio (en mi caso refoyo.com), cortar las fotos que más le gusten con Photoshop en un tamaño que no supere los 500 px y subirlas a su servidor por ftp editando el post con html, no con las herramientas de blogspot. Para eso, hay que saber un poco del código. Es el único requisito.

Es lo que hago yo, por lo menos.

Espero que le sirva de ayuda. Más, no puedo hacer. Lo siento.

Un saludo abismal.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

De acuerdo. Tomo nota "definitiva". El abismo, aparte del mental, es el cibernético en el que me siento desamparado, torpe y, en ocasiones, hasta desmemoriado porque no recordaba que lo que te pido ya había sido contestado. De verdad. Saludos reflejados.

Alex dijo...

Lo cierto es que produce una embriaguez semejante a mareo causado por un trayecto en barco.

Ciertamente hipnótico, Emilio.

Saludo.

Juanma Sincriterio dijo...

Después de mirarlo durante tres minutos puedo decir que creo que estoy colocado...

Saludos!

El hijo de tm dijo...

A mi me da asco. No puedo evitarlo. Asco enorme. Puaggh