8.6.07

Bitácoras de cine



Quizá porque mi niñez sigue jugando entre las filas del cine, buscando una butaca cómoda desde donde contemplar las aventuras: el cine es siempre aventura, riesgo, emoción. Los años nos oxidan ese mohín inocente de cinéfilo en ciernes que descubre la magia en los barcos de piratas o en las persecuciones de indios por las praderas de Utah. Pero cuando está uno fuera de la sala o lejos de la pantalla de la televisión, todavía hay cine en la cabeza. Los vicios, los buenos, exigen tiempo y concentración: piden devoción y también algunos sacrificios. A quien le gusta el cine es posible, aunque no necesario, que también guste perderse por las letras que hablan de cine. Yo todavía compro mi Fotogramas, no es publicidad gratuita, no la necesitan, mes a mes desde 1.990. Sin fallo. Los guardo todos. Ninguna otra revista me han encadilado igual. De vez en cuando, me pierdo en sus páginas, que es como perderse en el diario personal de uno mismo. Un diario no escrito, invisible, pero detectable en las páginas de la revista porque uno recuerda qué hizo cuando estrenaron Titanic o El silencio de los corderos. Con quién la vio. Cuántas veces la vio. A quien no le guste leer cine no le interesarán estas aventuras metacinematográficas. Y será mejor cinéfilo que otros, no lo pongo en duda. Yo no soy ese caso. Me ha gustado siempre escribir y me ha gustado siempre escribir sobre lo que me gusta. ¿ Qué tenemos ? Cine. La red es un vasto campo de aprendizaje y de experimentación. Hay revistas serias en la red, extensión de las de los kioskos que me interesan prudentemente. No dan toda la información: hay que ir y soltar los debidos cuartos. Lógico. Los blogs sobre cine son, en cambio, magníficos. Hay miles, lo sé. Algunos son malísimos. Algunos son mediocres. Algunos son buenos. Algunos son fantásticos y habrá alguno imprescindible. Ahí uno debe hurgar, meter el dedo en la tecla y buscar aquello que necesite para alimentar su alma cinéfila. Todos tenemos una. El comentario de Jose, en Muchocine, me parece estupendo. Muy original. Lo subscribo, pero también me parece legítimo éste. Yo escribo porque me gusta. Él también, no lo dudo. Su página es de las buenas. La tiene al día y se le nota un mimo en lo que hace. Caso contrario, se advertiría el desapego del autor con su criatura. Todos los que escribimos en un blog ejercemos de padre. Estos hijos cibernéticos son una extensión de nuestros pecados y de nuestras virtudes. Estamos ahí, confinados en la página, sin que queramos, pero perdurablemente. Hasta que un buen día nos de un volunto y borremos todos los archivos o dejemos el blog en el limbo de la pereza. Yo, hasta ahora, no he caído en esa fatiga. Será porque me considero escribidor voluntarioso y siempre busco tiempo para perderme cinco minutos entre mi prosa y mis cavilaciones. Yo cavilo mucho. Los que escriben son de naturaleza cavilosa. Da igual que sea cine que filatelia húngara del siglo XIX. Así que hay leer bitácoras de cine porque hay por ahí mucha gente muy interesante que escribe cosas muy interesantes. ¿ Que hay gente sosa con blogs insulsos ? Cientos. Conozco algunos, pero el autor escribe y es legítimo y hasta recomendable que todo hijo de vecino, en estos tiempos modernos tan cómplices en la libertad de expresión, tenga un huequecito en donde decir lo que le venga en gana. Cuándo vio Tootsie y con quién. Cuántas lágrimas le produjo Memorias de África o cuán indignado salió del cine al ver Oldboy por su violencia no reprimida.

Las bitácoras que consigno en este Espejo de los sueños son, en mi corto entender, estupendas. Alguna incluso imprescindible.

A propósito de un comentario de un bloguero amigo en Muchocine.


( Cinema Paradiso )


21 comentarios:

kuroi yume dijo...

Como parte de ese grupito de blogs sobre cine que cuelgan de su izquierda, me sonrojo un poco ante tan delicadas palabras. Comparto el pensamiento, y agradezco que toda esa gente que piensa y escribe, lo siga haciendo.

Y por supuesto se lo agradezco a vd.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Agradecimiento mutuo y ya está bien de estos protocolos.

Alex dijo...

Pues servidor compró (en pasado) Fotogramas desde el 86 hasta entrado en nuevo siglo. Gastaba una de las pagas semanales una vez al mes para leer y aprender. Y aprendí y me divertí y luego... me aburrí. La calidad de la revista decayó de modo constante y terminó por hastiarme. Compré otras muchas revistas, algunas fugaces (Trailer), otras espantosas (Pantalla 3), y algunas excelentes dentro de su altivez (Dirigido por), pero ninguna me llegó tanto y a ninguna llegué a odiar tanto como a Fotogramas.

Sobre las opiniones ajenas, lo cierto es que cada vez me importan menos. Leo muchas, comento pocas. Valoro algunas, me interesan otras, otras (pocas) que me fascinan. Pero lo cierto es que la mayoría me aburren soberanamente, especialmente aquellas que más aires se dan y más humo venden.

Mi blog es espantoso, soy el primero en reconocerlo. Ni aspiro a ser leído ni creo tener nada que contar que cambie la percepción de nadie. De hecho, no soporto lo halagos, siempre me suenan falsos. Supongo que he terminado por caer es ese hastío (son dos años y medio berreando en la burrosfera, demasiado tiempo) que espero tarde mucho tiempo en llegar a afectarte a ti y a tu púlpito virtual.

Saludados seas, Emilio.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Dirigido Por hizo Ombliguismo y terminó por fagocitar lo mejor que tenía, la calidad de sus textos.
Cierto que hay opiniones ajenas que venden humo. Y las hay didácticas y lúdicas y frikis y pasionales. Todo vale, en mi opinión, que es mía. En esto aclaro que yo también leo muchas ( propias y ajenas ) y entro al trapo de abrir la cajita de los comentarios y escribir algo porque siempre hay algo que decir.
Más: no creo que nadie escriba para modificar la percepción de los otros. O se van mal y no se enteran de qué va la película. Y es también cierto que lee uno, en ocasiones, halagos. Se prefiere, tal vez, la tunda pedagógica. Es muy complicado escribir ( hacer un blog, con todo lo que lleva ) para disfrute, contento y alborozo generalizado. Habrá quien, ojalá, no soporte cómo hacemos las cosas, cómo escribimos o qué relamidos podemos llegar a ser. Ombliguismo: como Dirigido por.
A mí no me ha llegado el hastío: es pronto. Siete meses es poco tiempo para el desencanto. La "burrosfera" soporta mis berreos. Yo antes escribía para disfrute de Mis Documentos, Carpeta "cine" o "cuentos" y ahora resulta que tenga lectores, por ahí, sueltos, anónimos o no tan anónimos. Pues que siga la fiesta.
Alex, un saludo. Ah, mi blog debe ser también espantoso. A mí me gustaría que tuviese un millón de amigos para más fuerte poder cantar como decir el Roberto Carlos cantante. El tuyo, en mi opinión, no es espantoso, no. No estaría en mis vínculos favoritos.

Adriano García Almodóvar dijo...

Yo compré mi primer fotogramas en 1.970. Os gano. No he dejado de comprarlo desde entonces. No tengo, por otra parte, ya sitio en donde colocarlo. Mi mujer me va a echar de casa. Fotogramas me ha acompañado toda la vida podríamos decir. He leido otras revistas. No soporto, repito, no soporto Dirigido Por. No me preguntes las cuasas. No sabría decir. Fotogramas, sin duda, es la revista absoluta del cine en España. Los blogs de cine son interesantes, algunos. Otros son farragosos y un despilfarro de prosa. Quien escribe de cine debería informarse y no sólo escribir sobre lo que le parece la película, pero claro en esto cada uno tiene su opinión y no habrá 2 iguales. Saludos, amigo. Que te vaya bien en tu bonito blog.

Jose dijo...

Se agradece lo que se dice de mi blog. Un poco de polémica no le viene mal al mundo de las bitácoras. Así que, por lo menos, me alegro si alguien se ha parado a pensar si merece la pena dedicar tiempo a hacer esto.
Un saludo.

Alex dijo...

Todos, Emilio, absolutamente todos los que escriben/hablan de cine pretenden imponer su punto de vista. Algunos lo disfrazan de condescendencia. Otros lo exponen con despótica virulencia. Pero es lo mismo. Todo el mundo desea tener la razón de su lado y así poder mirar al resto desde la atalaya. Ya dijo Buñuel que Simón del desierto no era un santo asceta sino un altivo moralista que allí, encaramado en lo más alto, sentía que había encontrado el lugar que le correspondía. Lástima que no hubiese nadie para verlo.

Los blogs son iguales. La mayoría tienden a imitar a los críticos profesionales. Por eso entiendo que los blogs deben ser personales y parecer temáticos. Único modo de diferenciar lo uno de lo otro. Por cierto, la gran mayoría de los críticos españoles son penosos en su juicios y en su manera de desarrollarlos. Es una opinión, ese palabro que la mayoría de críticos no acepta, pues su opinión es la única verdadera, como si de una religión se tratase.

Saludos, Emilio.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

No creo que escribir implique imponer un punto de vista. No creo que el escritor de blogs mire desde ninguna atalaya. No hay moralismos, al menos en mi blog. Yo, al menos, voluntariamente, no he introducido ninguna visión del mundo, salvo la mía, evidentemente, atrincherada en los textos. No tengo ningún crítico de cine de cabecera. Mis ídolos son Jimi Hendrix, Van Morrison o Jorge Luis Borges y no sé ni tocar la guitarra ni cantar ni escribir. Coincido contigo en la penosidad de ciertos críticos ya escalafonados en las tribunas de algunas revistas de "campanillas" que ocupan las estanterías de los kioskos. Escriben asquerosamente. Opinan con el culo. Hay más certeras, dignas y mejor escritas críticas de cine en muchos de los blogs a los que habitualmente dedico algunos minutos al día. No todos los días. No todos los blogs, claro.
De todas formas,no estamos aquí para pensar lo mismo ni para expresarlo de parecidas maneras. Y estas idas y venidas de comentarios suscitan jugosas divagaciones sobre el cine, que es de lo que se trata.Y ahí yo me siento como Ed Wood con una claqueta.
Saludos, Alex.

Alex dijo...

No digo que sea algo consciente, ni, por supuesto, pretendo generalizar (gran error la generalización). Es una opinión, sin más, en parte desgajada de una frase pronunciada en su día, en otro contexto, por Manuel Vicent. Forma parte del descreimiento ese que tanto cito y que, insisto, espero que nunca llegue a encontrar tu puerta.

Una cosa. Cierto es, como dije, que algunas reseñas y dosieres que he leído en la burrosfera son, con mucho, superiores a lo que podría calificarse como un trabajo amateur. El nivel cinéfilo de la virtualidad en castellano es mucho más alto de lo que desearían los "profesionales" siempre alerta al cuidado de su pellejo (algo lógico, por otra parte).

Y otra. Sin duda el intercambio (de opiniones, de fluidos o de lo que sea) es el mayor atractivo del mundo blogero. Además de su inmediatez. Cuestiones, estas dos, que dañan (y dañarán aún más) de manera considerable a los medios tradicionales.

El futuro es virtual, Emilio. Y espero que tanto tu blog (ya sea en solitario o en alianza con otros) como el de apreciados conocidos que regentan blogs excelentes, podáis contarlo de aquí a cinco o diez años desde la razón que el tiempo otorga.

Cuídate.

Joaquín Verdugo dijo...

Escribir ejerce una tirania sobre quien escribe. No lo he inventado yo. Lo lei en algun sitio. Borges, que tanto se cita en esta pagina, se "jactaba" de lo leido, nunca de lo escrito, pero alguien tiene que escribir para que los demas podamos leer. Yo modestamente hago mis pinitos literarios. No tengo blog, aunque tendre, tal vez. Leo las blogs de los otros y hay algunas estupendas y otras deplorables. Esta es de las primeras. No se mareen en discusiones y escriban todos. Por favor. Todo sea por la oferta y la demanda.
Un saludo grande.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Me cuido, aunque ahora ando de baja ( pulmones con aliens polínicos ). Eso me da tiempo para, si cabe, ser más activo. Es cierto que los medios profesionales deben apretarse los machos porque la competencia bloguera va a ser, en poco tiempo, si no ya, importante. La inmediatez, la cercanía, la posibilidad de entablar diálogo con quien escribe, la posibilidad de asentir o de diferir, de aplaudir o de tirar "tomates". Estas escrituras nuestras son, por otra parte, estupendas. Yo, al menos, las agradezco. Saludos, Alex.

Joaquin Verdugo dijo...

Es eso lo que yo busco con el blog que haga, que la gente escriba y yo pueda responder, es quizá lo más interesante de la red, el hecho de que la comunicación tenga dos partes....
si preciso ayuda ya os la pedire... ¡ de acuerdo ?
Ah, ¿ Wordpress, blogger, bitacoras ? No tengo ni idea

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Wordpress o blogspot, Joaquín. Mi escasa experiencia y lo que veo en otros blogs me dice eso. Son estables, fáciles de usar y sin ningún tipo de bloqueo. Blogger es la que yo uso y es muy, muy fácil. Prueba a hacer un blog rudimentario, experimental, vas haciendo y deshaciendo y cuando tengas un meridiano dominio del asunto, a base de fallos y de aciertos, pues ya le metes textos y fotos. Si necesitas ayuda, envía a mi correo las dudas.
Pero no soy un experto, eh !

Salvador de Buenos Aires dijo...

Cambian los formatos. El papel es el que muere. Si el video mató a la estrella de la radio, Internet acabará por abolir todas las costumbres que teniamos y será Internet quien gobierne nuestre ocio completamente. Las bitácoras son un internet amateur, no integrado en la cadena de negocio, pero pronto serán absorbidas por patrocinadores y serán páginas normales, corporativizadas, integradas en un cuerpo mayor, del que dependerán hasta ideológicamente. Tiempo. No va a dejarse que la tajada de esta negocio quede sin una marca de dientes encima.

Loli Estepa dijo...

Ese óxido del que hablas no se va ya nunca, aunque guardamos una brizna del niño que fuimos entre esas butacas. Yo recuerdo el cine de mi barrio en Barcelona. Recuerdo las tardes de sábado con los amigos. No tengo en la memoria muchos títulos pero sí que tengo la emoción de salir al cine, al CINE. Ahora todo es muy distinto. Vivmos en casa, lo hacemos todo en casa. La magia, eso tan bonito, ha desparecido por completo. Yo por lo menos pienso asi. Y la juventud tampoco la tiene ahora. Quizá porque tienen mucho con lo que entetenerse. Yo también porcierto compro el fotogramas desde hace hace mucho. 1991 para ser exactos.

Yolanda Egea dijo...

Cooconing dicen los americanos que quiere decir encapullados, metidos en una burbuja y abastecidos en ella. Esto es lamentable. El cine si desaparece de las salas será su muerte. No es posible en otro sitio. O no será cine y será otra cosa. Cine es sala oscura, moviles apagados y, sobre todo, el rito de ir al cine. En casa no vamos a ningun sitio porque ya estamos. No está el rito. No hay rito. Y en el rito está la magia y eso es el placer de las peliculas. Es lo que pienso.

Rafa de Utrera dijo...

Nunca va a desaparecer el cine. Importa poco dónde se vea. Yo no hace mucho vi una película en la pantalla de la psp de mi hermano y aseguro que no me importó. Además la vi en un sitio en donde nunca pensé que vería una película. El cine sigue ahí, Yolanda. No va a morir, pero tenemos alternativas, lugares a donde ir y en donde ver cine que no sean necesariamente pantallas, salas oscuras, todo eso que escribes. Yo me sigo quedando con la pantalla grande, por supuestisimo, pero cada día noto que hay sitios estupendos y que no hay que ser estrecho de miras. Nunca mejor dicho.

Pepe Chacón dijo...

Diversidad de opiniones, gracias a Dios. Yo me apunto a la de que el cine no va a morir. Que va. No puede morir. Primero por su negocio, brutal. Le ganan los videojuegos, pero bueno. Y luego, y más importante, por el siempre presente espectador. Yo conozco a más de uno que no viviría, simplemente. Hay placeres irrenunciables. Da igual, da igual, da igual, da igual donde veamos una película. Yo también he visto una peli en un ipod. Y disfruté.

juanito lecter dijo...

¿ Qué importa el soporte ? Importa la emoción. Tenerla en cualquier sitio. Lo demás sin romanticismos.

El fiel Escipión dijo...

No tengo el gusto de guardar un solo Fotogramas. REvista que leo, revista que tiro. Me gusta el cine moderadamente y no soy amigo de ver una pleícula más de una vez. ¿ Soy un bicho raro en mitad de vuestra fiesta ? Pero el caso es que no me pierdo estreno y conozco, creo, bastante cine antiguo.

Un maño fuera de su tierra dijo...

Y hay bitácoras de blues y de jazz y de arte gótico y de fauna y flora de Aragón y de artilleros famosos y de gastronomía asturiana y de actrices con las tetas gordas y de citas famosas. De todo hay en este bendito mundo de bits. Así que a leer, que es gratis. O casi.