3.6.07

Siglo XXI, España

(AFP)



No sé qué habría dicho el padre si el médico le preguntara cómo la niña se dislocó el cuello. A lo mejor saca de la cartera esta foto y se la enseña, ufano. O el juez para la protección de menores le increpa sobre la peligrosidad de la ofrenda y el riesgo innecesario. ¿ O no lo es ? Probablemente no es asunto discutible porque atañe a la raíz más atávica del ser humano, la que apela a sus convicciones morales de mayor raigambre. En algunas aldeas africanas, que no disfrutan de nuestra nivel cultural y que no están en ningún ránking de progreso y calidad de vida, obran dislates parecidos. Y rara es la ocasión en la que, al verlos, protegidos de la barbarie por la pantalla plana de 32 pulgadas en alta definición, no nos alegramos de vivir en donde vivimos. Y la imágen se repite año tras año: modificamos el inventario extasiado de rostros, la niña en sacrificio... El sudor es el mismo. El milagro de la fe, también. ¿ Quién dijo eso de que la masa no piensa ? Algunas menos que otras.

8 comentarios:

nonasushi dijo...

Y LO PEOR ES QUE A ESTE TIO LE PERMITIERON TENER HIJOS....

Olga Bernabé Huert dijo...

Encima no es delito: no está tipificado. ¿ No es esto maltrato ? Tanto como otras barbaridades que sí están recogidas en el código civil en la moralidad de cada uno.
!Qué atrocidad!

Pim dijo...

Debería haber control sobre estos abusos. Vivimos en España, no en Togo, con todos los respetos a Togo, que igual son mas civilizados en estas cosas que nosotros, que parece que vivimos en el mejor de los mundos.
No va a menos, encima va a más.
No tiene control.-

Ana Isabel Ruz dijo...

Miedo dan

Alex dijo...

Tengo miedo, Emilio, y lo digo sin exageración alguna, cada vez que salgo por la noche. Rara es la ocasión en la que no presencio una pelea, un intercambio de insultos, un vaso estallado en la cabeza del otro. Últimamente la sensación se extiende hacia las tardes y las mañanas. El pasado verano, vi cómo un hombre acompañado de su hijo de cinco o seis años, participaba en un encierro taurino. La policía le detuvo. Pocas horas después, supongo, estaba en la calle. Si un desconocido hubiese convencido al niño de que participase junto a él en el mismo encierro, dudo mucho que todo hubiese quedado en una simple multa. Parece ser que los padres pueden disponer de la vida y salud de sus vástagos. Curiosas leyes. Curioso país.

Afectuoso saludo, Emilio.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Este mundo, iba a decir país, está mal dirigido. No aabamos de civilizarnos del todo. Parece que lo conseguimos cuando de pronto, por esa barbarie de algunos, se deshace el hechizo y volvemos a la idea primitiva de que somos, en el tumulto del progreso, unos imbéciles. Da igual que el siglo XXI alumbre prodigios y el Estado del Bienestar esté en la ancha boca de todos los políticos. En el fondo, querido Alex, volvemos a la caverna en cuanto nos dejan. Hoy he oído que un crío de 19 años, borracho, sin carnet, ha atropellado a una familia entera que volvía de romería. Los pobres. No es exageración. Me imagino que en el mundo perfecto, en el futuro ideal, habrá días negros y gente ebria que arramble con todo lo que pille por delante, pero las noticias están reventonas de asuntos de esta índole, por no decir los maltratos, a mujeres, a niños. Puse la foto porque me impactó muchísimo pero estoy comprobando que me está afectando más todavía cada vez que abro mi página y la veo ahí, mirándome. No la voy a borrar, claro que no, pero voy a pasar post, página, escribir más para que vaya bajando página abajo. ¿ Cobardía visual ? Puede ser. Yo no suelo salir de noche, mandan los críso, los míos, y me quedo en casa, pero veo cosas a media tarde o a mediodía. Es lo mismo. Da igual el cromatismo. Los cafres son cafres sean las ocho de la mañana o les ampare la nocturnidad y los vapores excesivos, etílicos todos, sin mesura, que se han metido para estar a la altura de las circunstancias. Mundo, que diría Forges.
Saludos, Alex, bye bye

FRAN BURGOS dijo...

ESTE MUNDO, EMILIO, ESTÁ BIEN HECHO. TIENE BACHES, AGUJEROS, REVESES, LADOS MALOS, DIAS MALOS, GENTE MALA, UN CUMULO DE COSAS QUE LO HACEN MALO, PERO ESTE MUNDO, EMILIO, ESTÁ BIEN HECHO. NO PODEMOS POR UNAS CUANTAS DESGRACIAS EVALUAR SIGLOS DE HISTORIA. LO VEO TODO DEMASIADO EXAGERADO. A LA GENTE ES QUE LE VA TIRAR AL MONTE Y PEGARLE TIROS A LAS HOJAS DE LOS ÁRBOLES.
NO SE. NO SE.

Josep Ramos dijo...

Ojalá la niña de mayor aborrezca las costumbres de sus padres. Nunca un mejor castigo.