8.2.07

V DE VENDETTA : Robin Hood en el Parlamento








Detrás de V de Vendetta está Orwell, que ocupó mis primeras lecturas serias. También hay un sano ejercicio de contravenir reglas que se antoja fundamentales en la sociedad del Bienestar ( téorico ) de esta civilización nuestra. Se contraviene la legitimidad de un Estado ( aunque sea de Derecho y aparente fórmulas democráticas en su ejercicio ) y se da cuartel al terrorismo: se le acredita como legítimo y hasta convenimos que, en ocasiones, todas las palabras se manifiestan huecas cuando chocan ( frontal y brutalmente ) contra la ciega inercia de un Poder podrido, de un Estado Canalla que ha traicionado sus fueros, su organigrama básico en aras de la barbarie, sea cual fuere su máscara visible. ¿ Y entonces de qué hablamos ?











V de Vendetta vindica el fascismo, la toma individual de decisiones que afectan a los demás por mor de un no justificado sentido del orden que probablemente nadie más comparte ? Para no escandalizar en exceso a las mentes bienpensantes y al bolsillo de la distribuidoras que van a dar salida al film, la obra de Alan Moore, viñetista gráfico sobre cuya obra también fueron llevadas al cine La liga de los hombres extraordinarios y Desde el infierno, se aligera notoriamente: se desarma de su mala leche y se inviste de una mediocre ( pero tolerable ) rebelión contra el Gobierno, que estrangula al ciudadano, según vemos, y le roban canallamente la libertad.

Sin caer en la pose pop, que hubiera sido quizá lo más predecible, V de Vendetta utiliza una estructura visual rica donde prima la ideología sobre la acción y donde los personajes, sin ser tampoco profundos ni dignos de Shakespeare, satisfacen al espectador exigente que busca un poso dramático acorde al riesgo de la propuesta. Este Robin Hood moderno que es V, autodeclarado libertador del pueblo oprimido y decidido con denuedo a poner un tren de bombas debajo del Parlamento Británico, es también el tutor forzado de una Evey ( Natalie Portman ) pura y neutra, que ignora los dobleces de la política y acaba, como presentimos durante todo el metraje, identificada con V al punto de ser capaz de proseguir su Obra en su ausencia.

Todo muy subversivo, aunque aromatizado con un reparto muy llamativo ( Hugo Weaving, Natalie Portman, Stephen Rea, John Hurt o Stephen Fry ).














Todo muy anárquico, aunque relativizado por los hedores evidentes de la corrección polìtica en estos tiempos convulsos.Escrita por los hermanos Wachowsky y dirgida por James McTeigue, asistente de dirección de la célebre y sobrevalorada serie Matrix,V de Vendetta es una obra regular, que conmueve y suscita un diálogo. Como hay pocas películas regualres, que conmuevan y susciten un diálogo, declaro V de Vendetta una de las mejores películas que este espectador razonablemente crítico ha visto en los últimos tiempos, aunque esta vez haya sido el dvd el intermediario y no la apetecible pantalla grande.

Por lo demás, chapeau.

No hay comentarios: