13.10.07

Muros



São Paulo, Brasil. Lo que se ve a la izquierda de la fotografía es la favela do Morumbi. Lo de la derecha no tiene nombre: yo, al menos, no he encontrado nombre alguno en ningún sitio. El muro que se ve es un muro de verdad. No es un efecto óptico. O una manipulación obrada a base de Photoshop. Y este muro no es el más infame. Tampoco el más indigno. Los hay en muchas ciudades del mundo. O entre muchos países. Muros de hormigón y muros mentales. Muros hechos de pedacitos de ilusiones y muros levantados con el miedo de quienes, en el lado pobre, creen que se les va a venir encima. Los pobres admiten la mala fortuna como el timón arcano de sus descarriadas vidas. Los ricos carecen de la fantasía metafísica del azar. Saben que nada se les va a echar encima. Lo construyeron a conciencia. Invierten demasiado para que ninguna sorpresa les estropee las vistas. Éstas, las de la increíble foto, son imponentes. Amplie el curioso lector la imagen. Aumentada, repugna todavía más.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Wow...

Yo Carolina

Alex dijo...

Vi esta foto en un dominical de El Mundo hace bastantes meses. Impresiona, cierto. Ver las dos caras sin el lapso de cegadora luz que proporciona el filo de la moneda es terrorifico. La miseria, material y espiritual, lo es aún más.

Estrellita Mutante dijo...

¿Y de que va el atractivo del hotel?, ¿de ver como la gente muere del asco mientras te bañas en tu piscina?.

De este mismo estilo a mi me encantó (es un decir) esta:
http://www.fotolog.com/vaishak/12361651