27.9.08

Paul Newman (1925-2008)




Tanta gente que se queda en el camino que el prosista de esquelas pidió aumento de sueldo. Dijo que la emoción le podía. Una profesión de riesgo emocional en toda regla. Hay gente que se cae de un andamio o que es corneada en el muslo en una plaza de toros. Gajes del oficio. Escribir sobre gente que te ayudó a crecer y que de pronto desaparece, aunque no los hayas visto en la vida, tiene que ser una experiencia dolorosísima. No es lo mismo escribir la necrológica que no escribirla como no es lo mismo haber visto casi todas las películas de Paul Newman (más de ochenta) que sólo haber visto cuatro o cinco. Lo malo que tiene el cine es que te involucra en vidas ajenas y te conmueve que quienes contribuyeron a tu felicidad ya no existan. Paul Newman se ha quedado fuera de juego, pero el camino (como decía Kavafis) ha sido largo. Yo lo he disfrutado. Muchísimo. En algún limbo fuera del plano sensible, lejos de la realidad tangible y mensurable de las cosas, estará conduciendo coches rápidos y enamorando quinceañeras. Carecer de fe en la salvación del alma y en la vida eterna, me impide afiliarme a la bondad de su nueva existencia. Como a ninguna de los míos, los cercanos, que ya no tengo. Su cielo, el que ha legado, es la filmografía que le hizo uno de los mejores actores del mundo. Me pido esta noche la del Gordo Minnessota y el humo sobre un tapete verde.
.

9 comentarios:

Isabel Huete dijo...

Realmente es una pena, pero una pena inevitable. Nos hace más viejos, eso sí.
Yo también puedo decir que Paul Newman me ha acompañado muchas horas en mi vida y me ha ayudado a disfrutarlas. Su físico nunca me enamoró (a mí quien me "ponía" era Marlon Brando) pero sí esa imagen de hombre inseguro y frágil que trasmitía hasta en sus personajes más duros. Al menos yo lo veía así.
Besazos.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

El cine, Isabel, posee esa tutela sobre nuestra vida. Si nos gusta, puede modificarnos, hacernos mejores personas. Paul Newman, inseguro, frágil, muy bien, no nos ha dejado. Suena a tópico, pero vale. Besos.

David dijo...

Sí que es una pena. Que sí. Que era mayor, pero da pena que no vuelva a hacer pelis. Lo mejor de su ultima época Camino a la perdición. Anoche puso la primera de TVE Al caer el sol, de Benton, que no me gusta. Ni siquiera su papel. En fin, había muchas posibilidades. El gato sobre el tejado de zinc o la que tú dices, El buscavidas, podrían haber estado infinitamente mejor para todo el mundo.

Alex dijo...

Ha sido una marcha muy dolorosa, Emilio. Me ha recordado fragmentos de mi vida reciente y a personas muy queridas que ya no están. Él era y es muy querido... y muy distante. Y la distancia amortigua los golpes.

Lo ha hecho con entereza (de cara al público, al menos) y con discrección. Nadie debe enterarse de lo que ocurre en palacio salvo sus moradores. Newman forma parte activa de mi infancia, adolescencia y supuesta edad adulta. Es una bestia delante y detrás de las cámaras. Le dediqué un posteo en mi primer blog recordando como un compañero le menospreciaba como director. Yo defendí aquella faceta suya. No por simpatía, sino por convicción.

Se le echará de menos.

Anónimo dijo...

Discreción. Elegancia. Paul Newman. Hasta al morirse ha sido un actor y ha escondido su yo interno. Laura.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Fragmentos de tanta gente, Álex. Eso pasa con esta gente. Que no los conoces y luego resulta que sí, que estás dentro de ti. Me ha recordado, en su dolor, a la muerte del pobre Cebri. Que sigo echándolo en falta.

Laura, muy atinado. Discreción y elegancia. Se murió actor, aunque se fue a perderse con los suyos y no molestar. Esa es la discreción. Saludos.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

David, El buscador es una de mis peliculas favoritas. La he visto las veces suficientes como para olerla, si hace falta. Se huelen bien esos tugurios de vicio y de honestidad, en el fondo. Un abrazo.

Ricochet dijo...

Muchos blogs he visto estos días, ya que yo estoy haciendo uno. Y en todos he visto esta foto que ´tu pones, O en muchos, siendo sinceros. Hay algo hipnótico en esa foto. Algo que no se puede e3xplicar con apalbras.
Saludos. Buenisimo blog.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Yo también he visto esa foto. Y una vez incluso antes de hacer mi entrada. Pero es una foto excepcional. Tiene, sí, algo que hechiza. Y hay tanta memoria detrás. Saludos también, Ricochet.