8.5.08

Scarlett Waits








Lo relevante no es que Scarlett Johansson cante. También lo hizo Jane Wyman. Lo que hace festiva esta revelación es que el repertorio para este primer disco sea de Tom Waits. El ogro ha bendecido que la glamurosa diva del cine rebusque en su música y extraiga once temas. La niña tiene gustos sofisticados y no es Paris Hilton para tirar del inventario de Village People o de Barry Manilow. Al reclamo de Waits hay que añadir la presencia (más glamour, más divismo, más genio) de David Bowie, que pone coros en dos temas. Anywhere I lay my hat es el popero título extraído de Rain Dogs, la obra antológica de Waits. A falta de oirlo, sólo podemos consentir la ubicuidad fantástica de esta moza idílica, que promete concupiscencias intelectuales de alto voltaje, volutas sensuales por donde pasa y descargas de cinefilia (vean su meteórica y más que aceptable carrera). Le podemos hasta perdonar que su voz no nos guste. Si el maestro Waits ha dicho sí, quiénes somos nosotros para dudar del asunto. Mientras cae, repaso iconografía.

2 comentarios:

Mycroft dijo...

No ha podido superar su fase sofia coppola...la produccion busca a jesus and mary chain desesperadamente.
Noise ambiental para cambiar de registro a Waits.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

De todas formas, es una golosina pa' las orejas. Ya he oído algo y la verdad es que no entusiasma, pero produce cierta desazón... Somos mitófagos, al fin y al cabo, Mycroft. Me pido un disco de versiones de Van Morrison que lo cante Leonor Watling. Sin su cohorte.