5.4.21

Tras leer a Jaime Gil de Biedma

 Poema escrito tras leer Apología y petición

 -Jaime Gil de Biedma, 1961-

De España


De España queda el nombre.

No la llamen madre.

Los malos gobiernos 

han borrado toda posibilidad de patria.

De todas las patrias, la nuestra es la más triste.

Quiero creer que los que nos administran

no son únicamente comerciantes.

Me aflige pensar 

que solo miran la soldada,

el negocio redondo y la mesa puesta.

Para que este país de todos los demonios levante vuelo 

hace falta que los pobres la gobiernen.

Pido el sencillo escaño del descarriado.

Me basta, hoy que me duele España

como si alguna vez de verdad la hubiese amado,

el sereno grano que germine en la boca del pobre

y estalle en el aire y lo preñe de ilusión.

Son los pobres los que salvarán al mundo,

pero uno mira lo que tiene a mano,

lee la prensa en el bar, apurando

el café de la tristeza, 

y solo se ocurren ideas.

Como si las ideas pudieran 

echar a los desalmados de sus grandes sillas,

de su campo arado y de su mesa puesta.

No hay comentarios:

223/365 Capitán Nemo

  El imaginario de zoología fantástica tiene pocas criaturas que conciten la unánime opinión de que son de verdad fantásticas. La cualidad d...