16.12.23

Vituperio de la barbarie


 Da igual que sea Gaza o Júpiter, que el niño sea cobrizo o blanco, que la instantánea tenga nueve años o que suceda el año que viene y lo que veamos sea un antojadizo y terrible aviso de lo por venir. Es la barbarie la que se impregna en el alma cuando se la observa. La inteligencia no existe, a poco que uno aprecia el rigor con que se prodigó la barbarie. Porque siempre acaba venciendo el caos. Porque no hay manera de que por fin nos entendamos y, una vez sentadas las bases de la concordia, prospere la razón, que es la evidencia de que de verdad somos inteligentes y no bestias sin compasión, locos ejecutantes de una danza de muerte. 

No hay comentarios:

Los mapas falsos

  Amé los mapas cuando no entendía lo que significaban y todavía hoy siento un placer que no sabría explicar bien cuando abro un atlas y el ...