9.3.16

Día Hopper


Gregory Crewdson


Veo a Hopper donde no está. Los días Hopper son involuntarios, no se plantea uno que el día sea Hopper o sea Kavafis o Shostakovich, pero no se puede gobernar esa inclinación, no hay forma de que podamos reprimir la forma en que miramos o el poso que deja lo mirado adentro. Esta fotografía del formidable Gregory Crewdson es Hopper por encima de cualquier otra consideración. Detrás de las ventanas están todas las personas que Hopper pintaba. Están ahí todas, no falta ninguna. Incluso el propio Edward Hopper está en una de esas habitaciones ahora mismo, registrando el mundo. 

2 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Los días Hopper son magníficos. Algo silenciosos, pero magníficos. Un abrazo

Setefilla Almenara J. dijo...

Si esa magnífica foto fuese un ápice más Hopper, sería obra del propio pintor, ya lo creo.