22.8.07

Elton John


Ya no está en el olimpo de lo hortera: ha desviado su talento a las causas nobles y a cierto anonimato al que nunca propendió, pero que le conviene en estos tiempos salvajes de famosos imbéciles y de estrellas alojadas en el firmamento de lo inevitablemente perecedero. Su contribución a la historia del rock es incontestable. Se ha fajado a trompicones durante tres decadas, pero ahora titila en el cielo majestuoso de los divos absolutos. Le respetan quienes no creyeron tener nada en común con su visión de la música y de la vida. Sigue componiendo canciones eternas, aunque carece de importancia que siga abasteciendo el inventario melódico. Ha escrito algunas de las mejores piezas del siglo XX. Un disco de Grandes éxitos suyo podría informar a un extraterrestre extraviado de la inteligencia y de la sensibilidad del ser humano en el muy noble y hermoso arte de juntar notas. Las letras eran siempre de Bernie Taupin. Algunas me sorprenden todavía. Las tarareo en lugares insospechados. Acudo a ellas cuando la zozobra me sacude. Incluso cuando el júbilo me inunda. "It's a little bit funny, this feeling inside..."

1 comentario:

Irene dijo...

Yo tb. tuve a Sir Elton como guia espiritual durante mucho tiempo. Luego me retiré y ahora vuelvo de nuevo con esta nueva etapa tan buena como en los 70's. Buena la foto. Mi canción favorita sigue siendo Rocket man. ¿La tuya ?