25.4.11

Russell, Dawkins, una tetera y Dios

"Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana que gira alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que la tetera es demasiado pequeña como para ser vista aún por los telescopios más potentes. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una presuntuosidad intolerable por parte de la razón humana, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera se afirmara en libros antiguos, si se enseñara cada domingo como verdad sagrada, si se instalara en la mente de los niños en la escuela, la vacilación para creer en su existencia sería un signo de excentricidad, y quien dudara merecería la atención de un psiquiatra en un tiempo iluminado, o la del inquisidor en tiempos anteriores".

Bertrand Rusell en Is there a God? 

"La razón por la que la religión organizada merece hostilidad abierta es que, a diferencia de la creencia en la tetera de Russell, la religión es poderosa, influyente, exenta de impuestos y se la inculca sistemáticamente a niños que son demasiado pequeños como para defenderse. Nadie empuja a los niños a pasar sus años de formación memorizando libros locos sobre teteras. Las escuelas subvencionadas por el gobierno no excluyen a los niños cuyos padres prefieren teteras de forma equivocada. Los creyentes en las teteras no lapidan a los no creyentes en las teteras, a los apóstatas de las teteras y a los blasfemos de las teteras. Las madres no advierten a sus hijos en contra de casarse con infieles que creen en tres teteras en lugar de en una sola. La gente que echa primero la leche no da palos en las rodillas a los que echan primero el té"

Richard Dawkins, El capellán del diablo

5 comentarios:

Ramón Besonías dijo...

Parafraseando.

Leviatán, Golem, Cronos engullendo a sus criaturas. Ninguna institución que haya perdurado siglos está limpia de sangre inocente. Ninguna.

Francisco de Asís lo intuyó al negarse a convertir a su puñado de frailes en un grupo organizado. Por eso los dispersó y no les impuso ningún credo que no fuese aliviar, dejar el mundo mejor de como se lo encontraron.

Miguel Cobo dijo...

La fe mueve montañas. Y teteras y burros volando y señoras que se aparecen a pastorcillas analfabetas para transmitir sus arcanos...

Cuando se nos acabe el conocimiento, siempre nos quedará la fe. Y el brujo de la tribu.

luzdemercurio dijo...

Qué grande. Así, sin más. Rusell es un filósofo extremadamente interesante, por supuesto conocía su afamada tetera, pero he de decir que no tenía el mismo gusto para con Richard Dawkins.

La religión fue, es y será (desgraciadamente) uno de los mayores problemas de este mundo. Sin duda ha sido parte de nuestra historia como "humanidad" pero es una parte muy oscura.

Salud

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Pillé la analogía de la tetera como se pillan estas cosas. Buscaba información sobre Muddy Waters. Ni sé cómo sucedió. Muddy Waters, que estás en los cielos. Sobre lo de Dios, lo ya suyo y asunto del post, no tengo por dónde sostenerlo. Pero me persigue su hondura sin asiento. Me persigue y yo no corro.

Cuenca dijo...

Después de lo la tele del otro día y de su visión capulla de la vida estoy hasta el gorro del sr. jefe del muy secreto vaticano, así que si la tetera se la lleva un ovni pues santas pascuas, nunca mejor dicho, qué hartura dioossss míoooo