30.10.08

Noir


«El problema no es cómo crear personajes, sino cómo matarlos».

Cormac McCarthy

3 comentarios:

tomas dijo...

Debo ser de los pocos cinéfagos a quienes esta película dejó más frío que una noche al raso en Navacerrada. Ni me sugirió ni me transmitió ni cautivó ni (casi casi) interesó. Supongo que como adaptación de la novela, es perfecta, por lacónica, escueta, cerebral. Como película, me supo a poco. Y claro, la cloqué al lado de POZOS DE AMBICIÓN y me dije: no hay color. En el rincón de mis obras maestras, el 2008 ya me ha dado la de Paul Thomas Anderson...

Será aquéllo de los gustos, que también son democráticos...

lukas dijo...

Hay un artículo de Andrés Ibáñez en el ABCD en donde se burla de McCarthy y todo ese rollo de la violencia... (por supuesto, no he visto la película).

Anónimo dijo...

No me gustó No es país para viejos. No me encandiló. Hasta me aburrió. Al final me perdía cuando el policía contaba su vida y era como en sueños. No es la mejor obra de los Coen. Me quedo con Arizona Baby, la primera, la mejor, y con algunas cosas como Fargo. Muerte entre las flores, se me olvidaba, también me gustó mucho. Le dan demasiado bombo. Será que faltan genios y los medios buscan genios para llenar el escaparate. No sé. No entiendo mucho de cine. Tomás