10.12.21

La luz


Ebrio de honduras, 

tal que un dios 

abismado en su vértigo,

he visto la luz, la luz

precipitándose en el tiempo,

como anhelaba el poeta; 

la luz que inunda

la propiedad de la sombra, la luz

bajo el único ojo posible,

que la retiene y sublima.



No hay comentarios:

226/ 365 Luis Felipe Vivanco

  A veces se tarda en llegar. Se camina con un muerto. Nos interrumpe, como la mirada de un perro, como el hogar entrevisto a lo lejos con s...