1.12.21

Escribir un poema


Está la historia previsible, pero hay otra debajo. 
Tiene barcos hundidos o a nada de hundirse, 
pájaros con solemne vocación de fuga 
en una avenida a altas horas de la noche, 
hombres tristes que desvarían en su tristeza 
y fabulan delirios, sueños espléndidos 
que se malogran al poner el pie en el día, 
un cielo de una pureza que aturde a la caída de la tarde. 
De lo que se trata es de registrar 
lo que no es previsible, de enloquecer el pulso 
y respirar la luz de todos esos prodigios. 
El propósito final es desquiciarse a sabiendas. 
Escribir un poema. 

No hay comentarios:

Pequeño poema en la muerte de Lorca

Cuando el mar recuerde el nombre de todos sus ahogados  la tierra recitará la de los muertos que no quiso.  Tendrá la dureza del odio el tie...