11.12.21

El don de la belleza


 Fotografía: Rafael Padillo

Con qué profana elocuencia la naturaleza nos perturba, qué secreto rumor la ocupa, cuánta verdad cela y cómo declina que se la piense y tase. Tan sólo reclama la humildad del brote limpio de luz donde el tiempo desquicia su solemne perseverancia de cuerda sin porqué. Agua breve con vocación de trama antigua. Tenue, liviana gota con la obediencia de su brevedad. 





No hay comentarios:

226/ 365 Luis Felipe Vivanco

  A veces se tarda en llegar. Se camina con un muerto. Nos interrumpe, como la mirada de un perro, como el hogar entrevisto a lo lejos con s...