21.12.21

el advenimiento

 ahora estoy aquí sentado en la enfermedad de las palabras, me explotan cien alejandrinos en el pecho, el pánico asoma su boscoso lenguaje de trampas y de leche agria por la ventana, patrullas de agentes lingüísticos escoltan un desatino de nínfulas sin himen, siempre tuvo éxito el pecado, le pese a quien le pese, uno de esos agentes del orden semántico ha hocicado su ojo hebreo por la hoja en blanco, temo que la burda canción que entono devenga tragedia y vasallaje, la tarde con su coro arcangélico de pequeñas hostias musicadas duele todavía, siempre tuve éxito siendo clandestino, ángeles de discreto aspecto victoriano fatigan aceras, cazan algún niño con anginas o alguna princesa convocada para la ceremonia de la lluvia, ahora mismo chet baker proclama con sordina la vigencia de las anfetas, a chet baker le partieron la boca en amsterdam , luego recompuso el sex-appeal y el dandy sacó discos con gente amateur de la vieja europa, el dios de la cosecha mordisquea sin estridencias un salmo recatado y puro, vírgenes coreanas encieden incómodos verbos copulativos, mi madre que ha aparecido de improviso viste un kimono rosa en donde puede leerse un verso de mallarmé en vasco, un verso de celaya en turco, un verso de keats en esperanto, los versos de keats bailan sobre el kimono roso de mi madre aparecida de improviso y yo soy el actor perplejo explorando el azar y la causa de las cosas, soy el que se admira de lo prolijo y de lo falso, lo dijo el poeta, yo solo he venido a poner en orden los registros

No hay comentarios:

21/365 René Magritte

No es verdad lo que ves, todo está confiado a que los ojos sepan mirar y no siempre saben. Han sido crédulos, se han acostumbrado a asentir....