30.11.21

 Anoche soñé que mis gafas era las de pasta de Bill Evans, soñé que me sentaba en un Steinway y tocaba para mis sobrinas Waltz for Debby  en un salón estilo tudor con cuatro o cinco íntimos y me decían que muy bien, Emilio, aplaudían levemente achispados. La ginebra hace amistades imbatibles. Nos reímos con solemne festejo. 

***

El invierno en la estapa siberiana imprime carácter, camarada aterido. 

***

Un corazón robado al vértigo, un corazón plenipotenciario. 

***

Mi voz es pasto del musgo. 

***

Buenos días, Karlheinz Stockhausen, príncipe de las vanguardias, hoy todos los pájaros bendicen tu nombre.

No hay comentarios:

140/365 Amy Winehouse

  Lo asombroso del talento es que no precisa cambiar nada sino que se limita a copiar patrones y hacer que parezca todo nuevo . Interviene l...