19.3.09

En otro mundo



En un doble sentido, la Iglesia es el lince: en su acepción estrictamente lingüística, en la certeza -jaleada por ecologistas y gente de pensamiento afín- de que está en amenaza. Lo del niño es un exabrupto, un mandoble (que decían en la antigüedad que tanto añoran) asestado con toda la fiereza icónica del márketing actual. Uno coge los instrumentos que tiene a mano para hacer propaganda de su criterio. En ese aspecto, nunca la Iglesia anduvo tan moderna. Son otros tiempos. Y hay quienes siguen en la tozuda idea de que los tiempos no cambian.
Todo eso contado sin entrar en detalle en la pertinencia del mensaje: en su rebaja moral, en el dañino dardo que le han clavado al pobre lince, al auténtico, al que se extingue, en lo agresivo de su idea. Más cornadas da el hambre: más dura es la realidad: dirán unos y contestarán otros. Metáforas de la vida misma, al cabo.
Al tiempo, en África, el Papa pide limpieza espiritual, abstinencia sexual y condena la eficacia de los profilácticos en la batalla con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, el pandémico SIDA. Y el mundo, el auténtico, sigue girando...

12 comentarios:

caty luz dijo...

No tienen vergüenza ni "perdón de dios",pero en fin yo, como gracias a dios soy atea...,si ese Jesus al que tanto aluden levantara la cabeza y viera tal desaguisado,nos enviaría a todos a freir espárragos por no decir otro sitio.
Un beso Emilio

Antonio Serrano Cueto dijo...

Hemos coincidido en parte en este circo de España. Saludos de un recién llegado.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

No sé si la tienen o no, Caty Luz, pero hablan con mucho desparpajo sobre asuntos que, en ocasiones, no les incumben. En muchas ocasiones. Y se creen autoridad sobre la moral. Es de ellos. Eso es lo malo. El beso es para ti.

Me alegro de la coincidencia. Lo de España es un circo, uno que da beneficios a muchos. Saludos, recién llegado. Quédese cuando quiera.

Alex dijo...

Y el mundo marcha, como aquella película maravillosa de King Vidor.

Continúo en mi ignorancia, Emilio. No sé a qué viene la contradicción. Si bien, la iglesia católia incurre con frecuencia en ella.

Anónimo dijo...

Lo primero es felicitarte por tu página o blog, que acabo de descubrir y me ha parecido estupendo, variado, bien escrito, sobre todo, de los que faltan, vamos... En general me gusta el cine y la música y no soy muy aficionado a leer tal vez por falta de tiempo así que ahí no coincidimos. Vergüenza me da, pero así estamos y el tiempo del que dispongo no me permite mucha lectura. De todas maneras siempre hay tiempo, siempre. Llevo mucho tiempo yendo de una página a otra, leyendo esto y lo otro y en general me parece que haces un trabajo admirable, sinceramente. Saludos. Germán

Anónimo dijo...

Ah, olvidaba decirte que me encanta la música de jazz y que eso me hizo descubrir tu blog. Saludos otra vez. Germán

Bárbara dijo...

Pues sí, es como si los abstemios se erigieran en expertos en vino...
Y digo yo que a este hombre bajito y con faldas, no pueden acusarle de un delito contra la salud pública? Podría ser la próxima causa de Supergarzón...

Anónimo dijo...

Querido Emilio: tu ya sabes lo que opino de este tipo de campañas. Quizá la iglesia católica debería utilizar los recursos que va a gastar en esta para dedicarlos a otros menesteres más necesarios, claro que para eso ya está papá Estado que una vez más le resolverá la papeleta. Por cierto de papeleta la que van a montar las cofradías de tu "pueblo" en semana santa con lo del lazo blanco. Quién las ha visto y quién las ve. En fin, que siguen en sus trece. A buen seguro que por imitación también veremos algún gesto similar en Lucena y si no al tiempo.Habría que ver a algunos de los que claman al cielo por estas cosas si se vieran en la situación. De todos modos, nadie obliga a abortar a nadie, esto es como las lentejas el que quiere las come y el que no, ... ya se sabe.
Un saludo. Conrado

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Ignorancia: bendito y concurrido país, Álex. Ahí nos vemos. No tardamos.

Gracias, Germán, por la visita. Entra. Suelo decirlo con la boca grande de decirlo con el corazón: es tu casa. Uno escribe siempre para que lo lean. Siempre.

Bárbara, muy fino eso de los abstemios y del vino. Mucho. Lo copio y lo pego en conversaciones alrededor de un café en el trabajo o en donde pille. Supergarzón ha topado con un callo duro. Tiempo.

Conrado, ya sé la toma de conciencia cofrade del problema del aborto. Pronto se adscribirán a otras batallas. Y lucirán publicidad. Los patrocinará La Razón, no lo dudes.

Isabel Huete dijo...

La cuestión es que todos pasemos por su aro para seguir dándonos por ahí...
Sin perdón.
Besicos.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Años de privilegios, de condenación de los demás, de derecho de pernada moral. Y así va; Isabel.

babel dijo...

La tienen tomada con el sentido de la vista esta gente... A los crios les contaban que si "pecaban" se quedarían ciegos y, claro, ahora el lince está en peligro de extinción... Pero de eso, nosotras no tenemos la culpa... creo

Venga, un saludo!