27.10.21

Creo con la misma convicción con la que dejo de creer. Más que la permanencia de la fe, amo su tránsito poco fiable, esa especie de intriga teológica.

Los celos son la expresión más rudimentaria del capitalismo.


Hay palabras a las que no alcanza la visión pura del objeto que las nombra.

No hay comentarios:

226/ 365 Luis Felipe Vivanco

  A veces se tarda en llegar. Se camina con un muerto. Nos interrumpe, como la mirada de un perro, como el hogar entrevisto a lo lejos con s...