14.7.21

Dietario 153


Lo pensé hace años (y supongo que mi desatino amanuense lo registró) y lo pienso y lo consigno ahora de nuevo: la cultura es la mejor forma de administrar la soledad. Tal vez en la cultura (o en la educación) se adquiera el oficio de vivir. Se podría vivir eternamente husmeando en lo que otros fabularon o crearon a beneficio de nuestro bienestar o del malestar que da en ocasiones la propiedad del conocimiento y la elocuencia de la belleza. Husmear en ellos como un acto revolucionario. En entender el mundo, en construir una sólida urdimbre de causas o de principios, uno puede emplear una vida y hasta entra en lo razonable que entenderlo enteramente (si es que esto puede ser posible) exija cierto abandono de la propia. Queda siempre la sensación de que no hay tiempo para hacer todo lo que anhelamos o que lo que se va cumpliendo cubre una porción maravillosa del trayecto y que se recorre con incrédulo asombro. De cundir en uno la cultura habrá un decoroso y privado ejercicio, armónico y lírico, de onanismo intelectual. Nada me falta, no me expondré nunca al devastador pulso de las horas, vendrán y me confortarán, seré agasajado, invitado a la fiesta de la luz, tendré con que combatir la injerencia gris de la oscuridad. Pero por otro lado, todo me falta, a todo lo pudre el mineral aliento de las sombras, en todo a lo que acude se exhibe su pobre diligencia, todo cuanto cubre se difumina y desvanece.

2 comentarios:

eli mendez dijo...

Wowwww...que texto más bonito!
Simple y complejo al mismo tiempo…como la vida..
Y me quedé pensando en varias cuestiones
Acerca del oficio de vivir…ya de por si… maravilloso…creo que la educación tiene una gran incidencia( no se si diría la cultura)
A“la cultura es la mejor forma de administrar la soledad” diría que es una excelente forma.
Y en la continuación de la lectura aparece el tiempo a veces tan tirano que no da tregua cuando sentimos que no alcanza para hacer todo lo que deseamos, quizás sea cuestión de detenernos y disfrutar mas del instante, en una plenitud mas conciente, sin tantas expectativas al futuro, centrarnos en este HOY..
Como siempre me encantan los Dietarios y todo lo que expones en el Espejo de los sueños, escribes espléndidamente y nos dejas pensando…siempre..y eso es muy bueno… un abrazo

Emilio Calvo de Mora dijo...

Siempre tan generosa en tus comentarios. Gracias nuevamente, Eli. Un abrazo

231/365 Steve McQueen

  El polvo de amianto de los motores de los aviones que tuvo que lustrar durante el servicio militar le provocaron un cáncer de pulmón y mur...