31.12.13

Dos mil trece / Fin



Tengan ustedes una noche antológica, una noche sublime, una a salvo de la pesadumbre, una con colmo de júbilo, una festiva hasta el desmayo, una que no deseen que acabe, pero no caigan en el error de olvidar el mañana gris, el día con todas sus luces, el año que entra con su vértigo y con su fiebre. Hoy, no obstante, desfóndense. Sean felices sin otro dios que les guíe. Miguel Brieva, el autor de la imagen que traigo todos los años, en esta fecha, a mi blog, se lo dice muy claro. El texto no cambia. Los últimos años entran a trompicones, amenazando con llevarse todo por delante. Así que hoy, si pueden, bailen.

6 comentarios:

Carmen Anisa dijo...

Feliz entrada de año. Seguiremos tus consejos.

Rafael Indi dijo...

Con un poco de cava me apunto el lema. Feliz entrada de año par, por estadística suelen ser mejores que el resto.

Un saludo, Emilio.

Francisco Machuca dijo...

Sea lo que sea te deseo un feliz 2014, amigo mío.

Un fuerte abrazo

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Gracias, Carmen. Siempre me gusta verte por aquí. Un beso y feliz año....

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Me dijo alguien lo de los pares, Rafael. Ojalá sea así. Ya vendrá lo impar con su fusta. Un abrazo, buen año

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Feancisco, mi amigo, tan lejos, tan cerca, como la película. Sea feliz.