12.10.09

Amenidades

La cultura sí está reñida con el espectáculo: lo dicen los puretas, los que no aceptan que Dan Brown esté a punto de vender un millón de libros por hora en todas las librerías del mundo. La cultura debe ser otra cosa, añaden. Pero yo he visto gente en el metro devorar los tochos de Millenium que, salvo en el muy discutido juicio de Vargas Llosa, no es literatura de seria A. Ni siquiera buena literatura sino un apaño mercantil beneficiado por una trama adictiva. Entonces las tramas adictivas no son parte de la cultura y quienes exhiben querencia por esos trucos de feria mediática son otra cosa, pero no lectores serios, los que se preocupan por enriquecerse y ganar en altura intelectual con cada frase que leen. Puede que la cultura no esté en Dan Brown, al fin y al cabo. Que ande más a la vera del reciente nobel de los suecos. Lo que ahora me viene a la cabeza es el metro de Madrid y ese montón de gente liada con la hacker Lisbeth Salander, ya ven. Gente aislada del mundo. Enchufada al libro, admirando el espectáculo narrativo, emboscada en esa frivolidad delincuente de quien no ha leído en su vida a la reciente nobel de Literatura, pero feliz y consciente de esa felicidad pasajera. Como todas.

.

5 comentarios:

Ana dijo...

Dan Brown es una Mierda pero llevas razón, que le vamos a hacer. Saluditos cordobeses

Ex-compi dijo...

Esta misma conversación la tuve hace muy poco con una amiga vendedora de Planeta. Al final todo el mundo esta leyendo lo mismo sin sentido.

Isabel Huete dijo...

Creo que siempre ha habido gente para todo, tanto en lo referente a la música como a la literatura o como al arte. Yo he leido a Dan Brown y he leido a Joyce, por poner un ejemplo de literatura culta, y no se me caen los anillos. Para poder decir que Brown es malo, que lo es, hay que leerlo, pero no me atrevo a juzgar a quienes lo leen y les parece estupendo. A mí nunca me ha gustado Goya y lo digo, porque decir otra cosa, en mi caso, me parece pretencioso o fatuo.
Que cada cual lea lo que quiera y piense lo que quiera sobre lo que lee. Más vale que media España lea a Dan Brown a que no lea nada.
Yo de adolescente me lo pasaba pipa con las historias del oeste de Marcial Lafuente Estefanía. No sé si era o no literatura pero me da igual. También leía a las hermanas Bronte, a Oscal Wilde o a Salgari y tampoco sabía qué clase de literatura era, pero también me lo pasaba pipa y me daba igual.
Luego sí he sabido distinguir la buena literatura de la mala y eso no me ha hecho más sabia.
Buff, ¡vaya perorata me ha salido!
Besotes.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Ana, mierda o no, se vende. Y todos lo hemos leído. Qué le vamos a hacer. Y además hay entrega nueva.

Ex.compi, no sé si es una lectura sin sentido. Todos tienen algo. Todas enseñan algo. Más que no leer nada, por ejemplo.

Opino exactamente igual que tú, amiga Isabel. Palabra por palabra. Eso es.

Anónimo dijo...

A mí Dan Brown me gusta en su justa medida. Entretiene, y eso es ya mucho. Otros escritores de más nombre aburren, aunque escriban mejor y reciban más elogios en las críticas. Yo pienso que la literatura debe ser ENTRETENIMIENTO. Así escrito. Con mayúscula. Estoy deseando que salga en español el último libro. Y no me avergüenzo de decirlo. Otros lo leen, y lo callan por temor a que piensen "Ay, qué mal lector es". Yo no leo a Murakami. ¿Se dice así? Sí, Emilio, soy un pésimo lector, pero me divierto horrores leyendo lo que me gusta. ¿Pasa algo? Tú creo que me entiendes.
Fernando Molina Escuín