19.10.09

Miles está pensando en Dios



Miles está en pensando en Dios. A su manera, reza, aunque parece que esté descansando o incluso durmiendo. Quien habla solo hablará con Dios un día, escribió el poeta. A Miles se le puede oír hablar solo cada vez que se agarra a la trompeta. En directo era un punto huraño. En la intimidad religiosa, la gente suele serlo. Yo, que soy un descreído en esos asuntos de Dios, pienso que Miles entraba en una especie de trance y entonces no era posible ser un tipo sociable y exhibir la sonrisa enorme que su colega Armstrong ponía en su cara gorda de obrero negro. Miles está pensando en Dios y le está contando que ha encontrado el equilibrio cósmico en un solo, en un pulcro acabado de la melodía que el azar o la inspiración o el talento le regalaron la noche de antes. Debe ser estupendo creer en Dios así. Ser Miles Davis en la foto.



.

13 comentarios:

antígona dijo...

Hola, Soy devota de Ascenceur pour l'echaffaud. Es el único que tengo pero me permite hablar con dios de cuando en cuando.
Vivo al ladito de la FNAC. Me podrías recomendar un disco. Es que hay tantos que me pierdo.
Un abrazo y gracias

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Antígona, suerte la tuya por vivir al ladito del fnac, que un sitio estupendo para comprar vicios culturales, discos, libros, esas cosas. Hay para perderse, me imagino. Si estás de nuevas en esto y quieres algo de Miles que no te aturda (en el sentido de abrumarte con excesos eléctricos -última etapa-) ve a todo lo que te encuentres entre mediados de los 50 y los primeros 70. Kind of blue es la joya de la corona. Del fnac y de todos los fnacs del ancho mundo. Eso en cuanto a Miles. Hay otros dioses. Todos accesibles y maravillosos. Un saludo.

Alex dijo...

Una vez conseguí estar en paz conmigo mismo. Fue una vez, hace muchos años. La noche antes escuché a Charlie Parker. Casualidad, tal vez.

Isabel Huete dijo...

Pues fíjate que yo creo que no está hablando con dios sino que está echándose una cabezadita mientras espera el tren en la estación... Lo digo por la cara de felicidad que tiene.
La fotografía es estupenda.
Besotes.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Yo alguna vez también he estado, Álex. Y te aseguro que es un estado infeliz, en el fondo. Ese equilibrio no es real. Lo sabes efímero. Crees que algo lo va arruinar o que va a durar poco en exceso. No sé. Hoy ando en pesimismos. Conseguir ese nirvana trascendente, ese peculiar limbo inefable, oyendo a Charlie Parker, o habiéndolo oído antes, me parece sencillamente fantástico, my friend. Cuídeseme mucho.

Dios estará entonces en el sueño, en la cabezadita, Isabel. Dios está en todos lados. Y a fuerza de estar en todos lados no se le ve por ninguna parte. Yo, al menos, no lo preciso. Permíteme el atrevimiento teológico. Sé que me entiendes. Ya nos vamos conociendo. La foto es genial, sí. Y tú. Besitos.

Anónimo dijo...

NO SE SI A DIOS, PERO ESTÁ EN LA GLORIA. GANAS ME DAN DE OIRLO. GRACIAS POR EL RECORDATORIO. LUISMA

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Y oirlo es otra bendición, Luisma.
La foto cuenta todo eso.

Diego M. Manrique dijo...

No se encuentra a Dios ni siendo Miles Davis ni su hermana en Caracas. A Dios se le encuentra en la Biblia y en las pastorales de la Iglesia los domingos a hora de misa. Hay que ser un poco serios a la hora de hablar de estas cosas. No las entiendo, la verdad. Se tiene mucha frivolidad con estos temas y no estoy yo por la labor de dejar pasar a la menor oportunidad que vea.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Lo bueno de ver a Dios es poder no verlo. O poder encontrarlo sin aviso. O verlo y abrazarlo sin argumentos. O no buscarlo. Miles no es Dios: lo busca, Diego. Lo busca. Espero no haber herido sensibilidades teológicas. Saludos.

BB dijo...

Don Emilio Calvo de Mora, leo
sus comentarios por doquier e
investigo y me encuentro por ahi
con una serie de cuentos que me
han dejado alucinando: Puccini
con queso, Todos lo grillos creen
en Dios...eres genial.
En cuanto a Miles, podría haber
entrado en alguna especie de
Nirvana. Yo, afortunadamente,
tengo todos sus discos. Él
es algo fuera de serie y junto
con Charlie Parker los tengo
tocando Blue Bird Legendary
Savoy Sessions. Realmente, de
leyenda.
Un abrazo
BB

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Uno escribe para uno mismo. De una manera absurda, a veces. Siempre está bien (siempre) que alguien esté a gusto en esas letras. No hay mucho más que decir. Gracias, en todo caso,BB. Lo de Miles... Acabo de poner una foto en la página en la que está en la sesión de grabación del MEJOR DISCO DE JAZZ. Bill Evans, Miles, juntos. Contándose cómo tocar. Quién hubiera podido oírles. Un saludo. Y gracias.

Anónimo dijo...

No comprendo este revuelo por una foto en la que un señor está durmiendo. Nada más sencillo ni nada menos complicado, diria yo, asi que no me vengan con idioteces. Si hay que llenar un blog con comentarios busquen algo más serio, por favor. No hay Dios ni nada que se le parezca. Están todos aburridos. Aburridos hasta el aburrimiento. Y claro, aburriendose uno no se le puede ocurrir nada más que estas sandeces. Corten. Vayan cortando. Digan "Cooooorten".
Descansen.
Abundio

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Afortunadamente, Abundio, la vida se construye con idioteces. A diario las encuentras. A veces hasta se disfrutan. Relajan el cansancio. Lo hay hasta teológico. Saludos.