19.10.09

Mingus, Mingus, Mingus, Mingus, Mingus, Mingus...


Mingus, Mingus, Mingus, Mingus, Mingus, Mingus, Mingus todas esas veces hasta que el instrumento pasa por la cinta transportadora y el gordo iluminado se apoltrona en el asiento, cierra los ojos, piensa en Pannonica o en el Mississippi o en Carnegie Hall y echa una cabezadita cruzando el Atlántico.
.

2 comentarios:

Elfango dijo...

MINGUS FOREVER, EMILIO.
UN GENIO.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Oh yeah, Elfango. Oh yeah tonight