27.2.22

El tiempo ganado


Diane Arbus, Los campeones junior de baile de salón, New York, 1963

Para Francisco Machuca, que hoy me ha mandado una carta  

Hay una edad en que no se piensa en edad alguna, no se tiene conciencia de que el tiempo acabará cobrando un peaje. Se vive con la secreta ilusión de que todo serán caminos allanados de tragedia y que, más que felicidad, lo que se arrimará a nuestra existencia será la alegría, ese clamor de alas en el estómago, esa lujuria de amor al amor mismo, que es como una declaración de fe en la vida. 

No hay comentarios:

Breviario de vidas excéntricas 13 / Nibelungo

Mi perro Nibelungo desconfía de los gatos y, contrariamente a lo que hacen el resto de los perros que conozco, no consiente entre sus vi...