4.1.21

Dietario 4

 “Ahora bien, de todas las cosas mencionadas, lo que contribuye de manera más directa a hacernos felices es la jovialidad del ánimo: pues esta buena cualidad se recompensa a sí misma”

Arthur Schopenhauer

Al buen ánimo se entra sin que a veces se razone la causa. No se delibera, ni se negocia: hay un destello en el alma y un esplendor en el corazón. Puede decirse a la reversa. La topografía de la dicha es asunto de poetas, no de cartógrafos. Hoy el frío ha contribuido con inexplicable aplicación a que el día se realce con la blonda dulce de la alegría. La jovialidad del ánimo, ese despilfarro de entusiasmo en la sangre.

No hay comentarios:

226/ 365 Luis Felipe Vivanco

  A veces se tarda en llegar. Se camina con un muerto. Nos interrumpe, como la mirada de un perro, como el hogar entrevisto a lo lejos con s...