13.2.11

La máquina

A veces miro qué tengo minimizado en la barra inferior de la pantalla mientras tengo abierto el editor del blog y escribo. Ahora están Spotify (Yes: Yessongs), Word (verbos irregulares en inglés para alumnos de Sexto) y el icono del Firefox conteniendo las siguientes ventanas: El País (hoy no he pisado la calle y me está haciendo la pantalla de kiosko falso), Tomajazz (una excelente página sobre jazz a la que acudo con frecuencia para disfrutar y, en la medida de lo posible, aprender) y un programita que captura imágenes. Miro a veces, como digo, y me sorprendo de la cantidad de cosas de las que soy capaz de hacer frente al ordenador y las muy frecuentemente pocas con las que me atrevo en su periferia, en la vida real, en los trasuntos más rutinarios del día. De hecho avanzo en eficacia en el manejo de las máquinas y pierdo presteza en el manejo de lo que queda afuera. Y salvo el rato diario en que escribo o leo algo de prensa, tampoco me tiro las horas muertas en la red. La uso, la disfruto, la reverencio (en ocasiones), pero no me esclaviza. Eso, al menos, pienso. Habrá quien, viéndome, constatando el vértigo de mi actividad en cuanto abro un ordenador, me contradiga, sostenga que la máquina me ha colonizado. Es, en todo caso, una adicción consentida. Una más. Vivimos de vicios. Yo tengo los suficientes y me esmero en pulirlos. Ya ha acabado Yes. He dejado de escribir un minuto y he buscado a Genesis. Rock Progresivo del Bueno. Seconds out: uno de los mejores discos en directo que yo haya escuchado. He pinchado en Firth of Fifth. Es una pieza grandiosa, monumental, épica. Y al volver al post he sentido que no tenía nada más que decir. Que había contado lo que sentía y no hacía falta extenderme. Que lo había dejado todo muy claro.


.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Está bien vivir esclavo de una máquina. Mientras funcione... Lo dice un amgigo mío. Saludos domingueros. Sin hacer nada se está de bien...
Rafa

El Caballero de las Palabras dijo...

Verbos irregulares en inglés... ¡qué recuerdos de cuando estaba en sexto!

Pachi Tapiz dijo...

¡Mil gracias por lo que comentas sobre Tomajazz! Un saludo.