20.2.11

Dios no me lo permite...

Si yo no pudiera satisfacer la obligación de los que confiaron en nosotros y careciera de fe, naturalmente, en Dios, me pegaba el tiro. Así de claro. No podría soportar el sufrimiento..
(José María Ruiz Mateos)


Qué pena no tener fe, no tener la coartada moral para quitarse uno de este mundo con un suicidio como dios manda. Pero hay quien la tiene y la esgrime como excusa para no cumplir con lo que sería justo y ético y resolvería de cuajo un montón de problemas. Al empresario Ruiz Mateos le viene bien eso de la fe para no tener después que cumplir su palabra y dejar viuda y un claustro de hijos. Ojalá no lo haga, pero que tampoco manipule, haga edictos sobre la moral y sobre la dignidad sin pensar en quienes creen y miran más sus palabras, la forma en que los demás comprenden las creencias que practican.
La fe, en estos casos, es un asidero magnífico para cierto tipo de negociantes sin escrúpulos que tienen un pie en misa y otro en el juzgado. Piden los Ruiz Mateos que se les indemnice por la expropiación de la antigua Rumasa y poder así saldar sus deudas. Pide el clan familiar que les den tiempo: sostienen que cumplirán y no habrá necesidad de que ninguna pistola cierre la trama. Pero ahí está Dios en las alturas cuidando de que sus vástagos no cometan un pecado mortal. Los veniales, los pecadillos de juzgado de guardia cometidos aquí en la tierra, no tienen importancia. Habrá un juicio sumarísimo en el cielo. A ese se encomiendan algunos. Luego están los damnificados, los que vieron el maná en forma de inversión, los que creyeron (esto es una cuestión de fe, ya se va viendo, con o sin armas) en el proyecto y confiaron sus ahorros con el (legítimo) fin de lucrarse (ay) estarán con el corazón en vilo y la cuenta en rojo. El otro, el jefe, tomando el nombre de Dios en vano en las ruedas de prensa. Y sólo me ocupo de la parte mística del asunto. La jurídica, la que devenga intereses y se escribe en mamotretos de juzgado, la dejo (por ignorante) para otros.

.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Los debe juzgar un juez a estos extorsionadores, joder.
Me pone de los nervios, me pone colérica, y lo peor como indicas no es el juicio, que si Dios y todo eso, es también tener en cuenta los que invierten y creen que van a conseguir el "maná".... Nadie da duros a peseta dice el refrán... Y esta gente piensa todavía que hay chollos en este mundo. No hay impunidad en el timo.

Adela Cuenca

Anónimo dijo...

Había leído varias opiniones en la prensa, pero el video es ESCLARECED0R.
No tiene vergüenza. Dios los cría, y van a misa...

Rafa

Miguel Cobo dijo...

La fe -está claro, Emilio- no mueve montañas: Mueve grandes negocios. Por eso no somos ricos, por descreídos. Y además (creo que lo "reflexioné" hace poco en mi blog) por el ojO derecho de la aguja de su reino de los cielos entran cada día más de cien camellos.¡Qué tráfico!

Buena tarde y buena semana

J. G. dijo...

¿y no es otro dios erigido con quien tiene que cumplir este hombre?

jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jorge dijo...

desde que empezó la crisis cuantos cayeron, de esos que ofrecían ochos y dieces? mientras el resto de los mortales nos teníamos que contentar con uno y medio o dos. si cuando le devolvieron la pasta se jubilara y se retirara de vendedor de humo su vejez seria más llevadera, la pena son los obreros de todas esas empresas, siempre joden a los mismos.

Céspedes dijo...

Con la iglesia, nuevamente, hemos topado, y bien topado.
Este hombre es un sinvergüenza que ha dejado en la calle a cientos de familias y en bancarrota a miles de inversores. Para criar clones, eso es.

Pedro A. Luque dijo...

Dios es una mercancía, y cada uno la usa a su manera. Siendo creyente como soy, me duele esta gente ruín. Más proceder, y menos hablar.
Comedido, aunque punzante en el fondo, artículo. Le leo.

Ramón Besonías dijo...

Dios es una coartada frágil en un juzgado. Ni siquiera cuela ante las cámaras. Quizá hace unas décadas tuviera sustancia para algún incauto. Lola Flores pedía -recordarás- una peseta a cada ciudadano para cubrir su deuda con Hacienda.

Ruiz Mateos tiene, como Berlusconi, más de personaje que de persona. Su humanidad se diluye a base de tanto atrezzo teatral. Invoca, cual personaje shakespeariano, a los cielos para ocultar su crimen, desviando la estela de sus fechorías hacia instancias superiores. David Fincher rodó su biopic sobre el creador de Facebook. ¿Se animará De la Iglesia a hacer el suyo con la vida y obras de Ruiz Mateos? Al tiempo.

Buen día, amigo.

alex dijo...

La cabra tira al monte, Emilio. Me cuesta trabajo creer que haya gente que confíe su dinero en semejante personaje. Más cuando se trataba de pagarés (hablamos del siglo XXI?) reforzados con una campaña mediática sospechosamente insistente. Como acérrimo católico, de esos que airea a los cuatro vientos sus devociones, intuyo que su moral será disoluta. La salvación está en el dinero, eso siempre...

Pedrodel dijo...

Nunca comprendí a los incautos que, esperando la multiplicación de los panes y los peces, colocan su dinero en manos de una persona que se viste de superman para reclamar lo que cree suyo y que intenta golpear a otro con el puño hacia abajo.
Llegar a poner a Dios por testigo me resulta un gesto de desconfianza total en quien lo hace.
Con los tiempos que corren imagino que el Señor tendrá ahora otras cosas más importantes por hacer

Felisuco dijo...

Aunque no se vista de Superman ni pegue con el puño "HACIA ABAJO" que es de gilipollas integrales, este hombre no se mantiene en pie en moral ni en dignidad, y ha dañado miles de hogares con su afán multiplicador. Merece cárcel, pero le pasará como a Berlusconi: se librará por senil, por vejete, porque tiene las cosas medidas y sabe que la vida continuará igual... Menos mal que ya no es fértil.

Joselu dijo...

Esta aseveración supeditada a dos condicionales que se anulan mutuamente es sintácticamente un absurdo. Lo lógico es afirmar. "Si yo no pudiera satisfacer la obligación de los que confiaron en nostros, me pegaba el tiro", pero introduce una segunda condicional. Eso sería lo lógico porque la vergüenza me llevaría a ello. Esto sería así "si no creyera en Dios". O sea que Dios va a impedir que haga lo que sería lógico. Quiérese decir que no podrá satisfacer esa obligación y no se pegará el tiro porque cree en Dios. Eso supone que arrostrará la vergüenza, el escarnio y las consecuencias de su absurda y megalómana forma de llevar los negocios. Bien estuvo, ahora lo vemos, que le quitaran Rumasa. Este tío es tonto.

Joaquín Cominges dijo...

Dios sólo escucha a los descarriados. Los descarriados son los únicos que ven A Dios.
Amén Jesús.

Domingo dijo...

De acuerdo con Pedrodel, muy justo y muy razonable. Los pobreticos de los trabajadores, por un lado; los inversores, han querido encontrar oro en el barro. Pero no hay que hacer leña...

Anónimo dijo...

Mentar a Dios en un asunto tan terrenal... Qué poco "cristiano"... Será un creyente de misa de doce, sin creencias verdaderas, de ir bonito, con toda su prole, con su "camada"...

Lu8isa

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Abrumado, en cierto modo, por los comentarios. No estoy acostumbrado, la verdad. Será que el tema lo exige. Lo que todos venimos a decir, básicamente, es lo mismo. Que es un impresentable, que toma el nombre de Dios (algún Dios, el suyo, en todo caso) en vano y que hay gente a la que ha hecho daño. Es un señor absolutamente fuera de este tiempo. No hay suicidio (moral aunque sea) que lo redima del pánico que produce su presencia.

Fran Burgos dijo...

El Maddof de aquí este Rumasita de los cojones.
Nos van a sangrar a base de bien.
Saludos.
Ah, se va a ir al infierno.
Que lo sepa, cojones.