20.5.10

La muerte en una caja de zapatos



Confieso que me interesan escasamente las vidas privadas de la gente que admiro. Incluso declaro mi inapetencia por encontrarme escenas de esa privacidad a mano., al amparo del azar, dejadas caer en una ventana o en un patio de vecinos. Lo natural, habida cuenta del mucho cine que uno ha visto, es que desconfíe de la mansedumbre que brota de esta fotografía de Humphrey Bogart, Lauren Bacall, su hijo y los tres perros. Se desconfía a beneficio propio. Lo que uno sospecha es que detrás de esa limpia entrega del american way of life está la trama B, el argumento oscuro, todas esas historias que descoyuntan el tedio y convierten las horas en un nido de avispas inusualmente coléricas.
A la trama B se la tiene por la Gran Trama. Humphrey, que será Nick o Alan o James, oirá un ruido necesariamente sospechoso en el jardín. Ladrará uno de los perros. Luegos los otros dos. Lauren, o sea, Peggy o Susan o Katherine, le pedirá que tenga cuidado, pero Nick irá al dormitorio, abrirá el armario empotrado y se aupará un poco (Bogart era bajito) para pillar una caja de zapatos en la que reposa un Smith and Wesson. El resto lo pueden encontrar en cualquier libro que tengan en casa y firme Dashiell Hammet o Raymond Chandler. No está claro que Nick sea el bueno de la peli.

.

2 comentarios:

Ramón Besonías dijo...

Lo más lógico, Emilio, es pensar que tanto la cara A como la B de un personaje son mera ficción, fabulación de espectador. Imaginar la trama que se teje tras la imagen es un ejercicio de libertad a gusto del consumidor.

Un saludo desde Extremadura y buen fin de semana.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Todo puede ser manejado en términos de ficción. Así estoy estos días, en esta página, cuestionando si lo que está al alcance es más real que lo que no lo está. Estoy químico, metafísico; estoy de viernes, en todo caso, y eso merece (a la vista de la rutina que lleva uno) un stop. Hoy igual cuelgo un post más lúdico. Como leí hoy: Alguien escribió sobre Cerveza-ficción. ¿Es posible, Ramón?

Buen weekend extremeño. Ya te conté (creo) que mi familia paterna al completo procede del sur de Badajoz. No sé si viene al caso, pero es así...