18.8.16

El espejo de los sueños cumple 10 años

En estos días, uno arriba o abajo, mi blog cumple 10 años. Me impuse entonces escribir a diario y casi lo he cumplido. He publicado 2702 entradas a día de hoy y han recibido 632.000 visitas. Lo mejor no son las estadísticas, sino la satisfacción enorme, la de todos los amigos que entran a ver qué se me ha ocurrido. Empezó como un blog de cine y terminó siendo un cajón grande en el que meter de todo. No sé cómo agradecer esa voluntad vuestra de visitarme. El espejo de los sueños, a su manera, es una casa. No se me ocurre cerrarla. Tiene siempre abiertas las puertas anchas que le puse.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Habré leido una décima parte. Voy poco a poco, sin atragantarme, pero despacio y con buena letra. La tuya, Emilio. Seguiremos en la brecha, por supuesto. REcibe mi enhorabuena sincera y que no decaiga la escritura y esa "voluntad " de la que hablas.

Felipe

José Luis Martínez Clares dijo...

Enhorabuena, amigo Emilio. Me encanta mirarme en este espejo tuyo, aunque a veces descubra cosas que no quisiera saber. El mundo en tus palabras es más llevadero.
Un abrazo.

Setefilla Almenara J. dijo...

Es un blog magnífico, Emilio, felicidades por todo y a seguir dándole a las teclas.

Melmoth el errabundo dijo...

¡Felicidades amigo mio! Recuerdo el primer post que leí en este espacio que trataba sobre los besos en el cine. Luego se convirtió en un lugar muy especial para mi. Entro todos los días a leerte como quien lee el periódico, pero este espacio es mucho mejor que cualquier impreso periodístico. El periódico queda completamente caducado al día siguiente, tus artículos, jamás. No dejo muchos comentarios precisamente porque entro todos los días, te leo con el primer café de la mañana. Ay, recuerdo el día que me llamaste y hablamos y te dije que te llamaría y no te llamé. Mi maldita timidez, amigo mío, mi maldita timidez. El espejo de los sueños... o el recuerdo del palacio de los espejos, aquella vieja atracción de feria, especie de laberinto de espejos en el que uno se iba golpeando contra su propia imagen. Recuerdo que, de pequeño, salíamos de allí lleno de chichones a base de darnos de cabeza contra nosotros mismos. El espejo de los sueños es claridad, honestidad, sinceridad, y todo esto con una prosa personalísima.

Fuerte abrazo, amigo mío.

Pedro Casado dijo...

Sólo se me ocurre agradecerte el trabajo, que es nuestro, al leer. Coincido con Melmoth en que es una prosa personalísima. Lo mejor es la escritura. Fluye, fluye, fluye...

Anónimo dijo...

10 más.
Leer, leer, Emilio, escribir lo hacen otros que lo hacen bien.

Ana

Siempre vuelvo...

Paco Pérez dijo...

Me parece admirable el empeño, y debe costar mucho esa constancia. No conozco muchos blogs que hayan cumplido 10 años y con todo ese caudal de entradas. Admirable, de verdad. Y aparte la calidad de la escritura. Por eso

Adolfo López dijo...

Que fácil parece eso de escribir todos los días y luego...
En lo que a mí respecta hay unlector casi diario. No llevo mucho (un año quizá) siguiendo, pero soy poco dado a escribir, dejando mi parecer. Hoy merece mucho la pena.

Mycroft dijo...

Muchas felicidades, ya me gustaría a mí ser tan prolífico!