28.3.10

Domingo de Ramos



Soy un hombre de poca fe y a veces no tengo ninguna. Me siento bien en ese traje pagano. Vivo al día, vivo adrede, vivo con mi tiempo y vivo, sobre todo, alerta, sensible, razonablemente preocupado, convencido de que éstos son buenos tiempos y de que al paso que vamos, si nadie se obstina en aguarnos la fiesta, el mundo va a ser en breve un mundo mejor, uno más limpio, menos hipócrita, uno en el que sea posible ser un hombre de poca fe o incluso de ninguna y que esa opción moral no le afecte en su vida. También un mundo en el que los hombres de mucha fe o incluso de toda la fe posible vivan sin que esa opción moral les afecte también en la suya. Hablo de un mundo en el que tener o no tener fe no sea importante en absoluto. Que a todos se nos enjuicie por lo que hacemos o dejamos de hacer y no por la adscripción a un credo religioso. He visto cristianos faltos de todo sentido cristiano y laicos con un comportamiento cristiano intachable. Veo todavía casi a diario gente a la que los asuntos del alma sólo les incumben si vienen con el sello epistolar del obispo de turno y que niegan que un descastado, un impío, un blasfemo, un laico tenga algún valor en el sostenimiento de la sociedad, en el levantamiento de los valores que ellos han creído llevar durante siglos. Lo humanista no es únicamente lo religioso. Darwin no excluye a Kant. Se puede enteder el universo desde la ciencia y se puede querer entender el universo desde la luz de la fe, pero la beligerancia subsiste y hay todavía fricción entre quienes matan al mono y los que lo miran con ternura y se ven en sus ojos y se entienden en sus gestos. Y vamos sorteando obstáculos, ganando y perdiendo batallas absurdos, convirtiendo la convivencia en un barrizal, creyendo que lo nuestro vale más que lo ajeno. Hasta el desmayo de la especie. Tal vez la religión sea un impedimiento para que nos entendamos. Hoy, que es uno de sus días grandes, comprenderán que no me sienta particularmente emocionado. Me afectan otros asuntos. Quizá de menor hondura mística, pero me sirven para ir tirando. De eso, al cabo, trata esta tragicomedia. De ir tirando. Feliz Domingo de Ramos.


.

9 comentarios:

Ramón Besonías dijo...

Nadie diría que no eres creyente, Emilio. Creyente sin palio ni crucifijo, pero devoto guerrero del vitalismo.

Esto de Ramos siempre me ha recordado a la famosa escena de "Bienvenido, mister Marshall", con todo el pueblo levantando palmas al paso del coche yanqui. Y poco más.

La fe que va más allá de dos personas a mí me huele a fanatismo, del crédulo sin malicia y del ardoroso con inmolación incluida. Creer en uno mismo y compartirlo con los que quieres, y poco más. Si la fe llena campos de fútbol, abrígate, Emilio, que lloverá pronto sobre tu cabeza.

En estos días, prefiero pensar en Berlanga, más por erotómano que por cineasta. Cosas de Freud, supongo.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Sin altares se vive mejor, Ramón.
La fe es algo íntima. Compartido entre dos, en todo caso, como dices. Todo lo demás es exhibicionismo. Prefiero el paganismo, el hedonismo, todos esos ismos que miran más el cuerpo, el yo, el ahora, el aquí, que no el alma del porvenir. La fe es la inteligencia fracasada. Un chantaje. Un truco milenario. Berlanga para el domingo de Ramos. Lo firmo. Abrazos, amigo. Disfrute en su Extremadura.

Isabel Huete dijo...

No podías haberlo expresado mejor, Emilio. La fe... De adolescente quería ser monja hasta que me di cuenta de que dios para mí era una excusa para sentirme mejor, pero cuando perdí esa supuesta fe ya no fui capaz de tener más fe en nada que no fuera yo y quizá ni eso. La fe es creer a ciegas pase lo que pase y yo, querido amigo, tengo una vista de lince desde que comprendí que pocas cosas (o ninguna) de las que no ocurran en este instante y que yo sea capaz de comprender tienen la más mínima importancia.
Miento, creo que sí, que tengo fe
en algo: en el cariño de mi gato. :)

Por cierto, me encanta Sting, el de entonces y el de ahora.

Besos con ramita de olivo. Jajaja.

Le poinçonneur dijo...

Amén.

Y nunca mejor dicho.

RAfa dijo...

Yo soy laico también, por la gracia de Dios. Que pa' eso está, ¿no?

Buen Martes Santo

pedro m. alcor dijo...

Me cuesta pensar que alguien lo exprese con más elocuencia, con más belleza de estilo.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Es el asunto, el gran asunto, El Gran Asunto. Teólogos, filósofos, intelectuales y borrachos le han dedicado más tiempo que nosotros en este rincón. Y siempre se saca provecho de las discusiones. Son buenos días éstos para caer en estas frivolidades de la conversación.

Alex dijo...

Mi domingo de ramos tuvo su particular pasión y una palma de dos metros que caminó tras de mí durante un buen trecho.

Mi domingo de ramos no fue peor que los anteriores. No sé si es un alivio el decirlo así.

Anónimo dijo...

acomplia sanofi [url=http://www1.chaffey.edu/news2/index.php?option=com_content&task=view&id=146&Itemid=63]structure activity acomplia [/url] fda approve acomplia
http://www1.chaffey.edu/news2/index.php?option=com_content&task=view&id=146&Itemid=63