19.2.15

Árboles versus coelhos

La novela da cuenta del mundo, lo indaga, le da cuerda, lo abarca entero y, en ocasiones, lo invalida. Las mejores novelas son las que invalidan al mundo. Las que solo dan cuenta del mundo no lo salvarán. Las que perdurarán son las que lo transforman: las que lo cuestionan. Incluso estoy por dar la razón a un amigo mío que me dijo una vez que las novelas son los sueños de un dios. La novela como epifanía teológica. Pero los novelistas no lo saben. Creen que escriben ellos, pero las tramas se las dicta o se las confía el azar. No podré nunca charlar de todo esto con G.K. Chesterton. Me hubiese encantado. No desdeño a Borges. Todos los árboles sacrificados para que puedan ser leídas las novelas de Coelho o de Bucay duelen en el alma. Me duele un árbol. Seré quien los defienda a partir de ahora. Me duelen los árboles sacrificados inútilmente.Vale más un árbol, uno irrelevante, solo en un páramo lejano, sin afecto del sol, condenado a refugiar animales que solicitan su amable sombra, que la obra completa de un bucay o de un coelho, pero el negocio es el que manda, ah el negocio; el negocio infame, el negocio convertido en la religión que hace moverse al mundo. Ya no son los poemas de amor los que lo mueven, ya lo saben. Es el negocio, es el mercado, es un coelho cualquiera repartiendo frases contundentes, pastillitas para amenizar el caos. Tampoco esto que ahora suelto por aquí sirve para mucho, no crean. Otras pastillitas, otras distracciones. El caos nos ignora. Yo sigo a lo mío. Obstinadamente a veces.

6 comentarios:

Ana María Sánchez Toro dijo...

Coelho es un pirómano?

Setefilla Almenara J. dijo...

Emilio pues a mí sí me gusta Bucay, su obra no me hace ningún mal,antes al contrario, me hace pensar y me ayuda a ser pelín más feliz. De todas maneras no creo que el hombre aspire al Nobel de Literatura, su propósito es otro.En lo tocante a Borges puedo vivir sin su obra, por el momento.Veremos.
Saludos.

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

No, Ana. Al fuego
No llega....

Puedo vivir sin Borges, pero no sería igual. Lo mío con Bucay o Coehlo es personal. Que cada lector lee lo que apetezca. Por supuesto, Setefilla

RECOMENZAR dijo...

Bello texto lleno de emociones de un alma poeta

Manolo Delgado dijo...

Vivir sin Borges es mas fácil que vivir sin Coehlo o Bucay. Estoy seguro de ello, pero no quiero hacerlo. A fin de cuentas, Borges tampoco gastó muchos árboles en novelas.

José Luis Martínez Clares dijo...

Paso de Coehlo y Bucay. Pero, ¿Te has dado cuenta de lo poética que es tu prosa? Observa:

"La novela da cuenta del mundo,
lo indaga,
le da cuerda,
lo abarca entero
y, en ocasiones, lo invalida.

Las que perdurarán
son las que lo transforman:
las que lo cuestionan,
porque las novelas
son los sueños de un dios".

Poesía a raudales escapando por los poros abiertos de cada palabra. De tus palabras, claro. No son mías. Eres poeta. Obstinadamente poeta, a veces, amigo Emilio.
Un abrazo