26.9.12

Pequeño poema de amor



Qué importa ahora
Entregarnos tan lúcida y meticulosamente
al delincuente júbilo de estos desatinos
Si la edad nunca está de nuestra parte
Y el tiempo, esa puta provecta, niega
El festín más carnoso de los días.

Qué importa
El pecho acribillado a horas,
La palabra
Postiza en el disparo,
Los viejos sentimientos
Que nos dispensan del frío.

2 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

No hay abrigo que mitigue los viejos sentimientos. Abrazos

Duna dijo...

Un fuerte abrazo