4.12.15

Coda

La resaca de los años
Tan propensos a mermarme

2 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Un latigazo al tiempo. Muy bueno, amigo. Abrazos

Joselu dijo...

Los años no me calman. No. No me sacian. Aumentan mi hambre.