29.11.14

Creo que hoy va a llover


Creo que Randy Newman es la estrella del rock más triste que conozco. Ninguna que, en las piezas deprimentes, sea más deprimente; ninguna que, en las que inspiran suicidios, ponga con más entusiasmo el dedo en el gatillo. Hay ocasiones en las que, sin embargo, Randy Newman te hace llorar de felicidad. Hablo de ese llanto puro al que no se le puede dar escondite dentro y que, al salir, nos hace humanos, nos rebaja a la condición más sensible de nuestra naturaleza. Hoy, yendo hacia el colegio, escuchando en mis cascos una de esas piezas me he descubierto vulnerable, me he sentido frágil, he aceptado que cualquiera pequeña cosa que sucediera a mi paso podría hacerme llorar sin consuelo, pero sería (ya digo) un llanto bueno, de los que te reconcilian contigo mismo o con el mundo o con el cielo azul allá arriba. Lo de las canciones tristes sirve para que uno venza el decaimiento y alce el paso y distraiga su mal con el ajeno. Algo así a lo que pasa en las telenovelas y en los tochos decimonónicos. A mí en particular Randy Newman me inspira, me fortalece, me alienta incluso a que no caiga en la tristeza o que no me deje tentar por ella. Una vez tentado, el resto de la travesía es previsible. Randy, el triste de guardia de hoy, me ha llevado en volandas por las calles de lluvia. El resto del día ha ido muy bien. De vez en cuando, sin darme cuenta, me he sorprendido tarareando la canción. Yo tarareo sin que se note, como cohibido, cuidando en extremo de que nadie me descubra en ese desliz. No vayan a pensar que estoy alegre. Eso no tiene cartel.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre tengo cuatro o cinco "canciones tristes" que en momentos de abatimiento, me vienen bien y hasta me sacan de él.
No conocía esta.
Ni a Randy Newman, por cierto, salvo en las bandas sonoras de películas de dibujos animados tipo Toy Story.
Cierto eso de que hay veces en que el llanto debe aflorar, pero que es llanto de belleza.


Julia Pulido

Joselu dijo...

No sabía nada de Randy Newman, pero lo escucharé en Spotify. La tristeza es una melodía cara a mis oídos, sobre todo cuando estalla la felicidad por mis venas. Saludos.

Claudia Garzo dijo...

Nueva en tanto, también en Randy Newman, pero no en las canciones tristes. En eso, soy experta. Llevo años con la tristeza de mi mano. Gracias por el blog. Muy adictivo.

José Luis Martínez Clares dijo...

Tararea, amigo Emilio. El cartel está más que labrado. Hablo del de excelente narrador. Ir al colegio es en tus palabras un acontecimiento literario. Abrazos

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Julia, siempre hay una canción triste, una que nos recompuso o que nos hizo sentirnos bien con nuestra tristeza, pero estaban a nuestra disposición. Newman no es solo el compositor de Disney.

Te mandé un enlace de Newman, Joselu. La tristeza escribe a veces páginas memorables.

Nuevos en tanto, Claudia. Gracias por entrar.

Tarareo, claro, amigo José Luis. Todo es literatura. O podría serlo. Abrazos repetidos.