18.9.23

El futuro

 El futuro debe oler a pan recién hecho,

hogaza blanda, pulcro trigo. 
El futuro masca hierba que huele a lluvia. 
Es río vertical, agua sin herrumbre.
Cielo como un temblor. 
El futuro es un árbol gigante 
en un planeta del que solo vemos 
un pulso de luz en un sueño. 
Loco, el futuro danza. 
Ni la sombra lo acecha, 
ni la sangre sabe. 
El futuro es el idioma de los árboles 
gigantes en los planetas sin música. 
La niebla del futuro se hace costra, 
líquido primordial, arrullo de un rumor 
que crepita en lo hondo. 
El futuro es un secreto 
dentro de un secreto. 
El árbol sin comparecer todavía, 
erguido en el éter, izándose 
con obstinado afán, perseverando 
en su condición de  milagro. 
El futuro son los mármoles y los oros 
de los regios monumentos que el bardo manuscribe en el ala de un pájaro 
al festejar el primor del fecundo vuelo. 

No hay comentarios:

Mimosa o algo

 Tengo mi novela en un disco duro. Su trama fue urdida en días, pero tardé años en acabarla. La han leído tres personas, tres amigos: Pedro ...