3.9.21

Una moneda imposible

  Nieva sin que lo blanco ocupe la palabra con la que nombramos lo blanco. Es una nieve a la que no se le da cuerpo, ni con la que la luz se dice no a sí misma y adquiere la desquiciada ocupación de la noche. Es la clausura de un deseo, su absoluta aniquilación, el vacío exacto que mide el peso de lo que no está todavía roto. El verano es el reverso de la nieve, una moneda imposible. El paisaje es un palimpsesto. La literatura es un tentativa de infinito. 

1 comentario:

Chopper dijo...

La nieve es necesaria. Por lo que oculta temporalmente, por dar valor a lo que se deja de ver.

25/365 Alex DeLarge

     I  Alex, vuestro humilde narrador, expía sus culpas a su manera Un drugo aburrido es un drugo violento. El drugo máximo, un macho alfa ...