31.12.19

Evergreen

Hay vidas improbables que le tocan a uno en suerte.
O es una sola vida y su vértigo la multiplica.
Duele siempre su conclusión, la noticia del cese,
la evidencia notarial del acta que rigurosamente consigna
la ebriedad de los días, ese dulzor en los labios
que nos escolta, ufanos y líricos, al sueño.

No hay comentarios: