22.10.16

Cántico I

Hay vidas improbables que le tocan a uno
O es una sola vida y su vértigo la multiplica.
Duele siempre su conclusión.
La noticia del cese.
La evidencia notarial, las palabras
Confiadas al acta
Que consigna
La ebriedad de los días,
el vacío de sus noches,
Ese dulzor
En los labios
Que nos escolta, ufanos,
Al sueño.
Y sin embargo,
El ala siempre festeja el vuelo.
No importa que se le explique
Lo corto del tramo que recorre.
O si al final nada de lo encontrado
Hizo que mereciera la pena
El trayecto, el tiempo empleado
En acudir al desenlace.

No hay comentarios: